Briseño y Padilla, la guerra

jueves, 28 de agosto de 2008
GUADALAJARA, Jal , 27 de agosto (apro)- El pleito que libran el rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Carlos Briseño, y su extutor político, Raúl Padilla, terminará dirimiéndose en los tribunales, vaticinaron hoy juristas consultados por Apro En entrevista, Salvador García Arenas, abogado experto en derecho administrativo y gerente de una consultoría, dice que ante una eventual destitución de Briseño Torres por parte del Consejo General Universitario, máximo órgano de gobierno de la UdeG, que sesionará este viernes 29, lo más seguro es que el rector promueva un juicio de amparo, para frenar esa intentona de su adversario Raúl Padilla Según el especialista, el artículo 90 de la Ley Orgánica de la UdeG, los consejeros universitarios deberán fundar una eventual separación del cargo de Briseño en una falta grave "La gravedad de las acusaciones deberá estar soportada por hechos, pruebas y argumentos contundentes", dice En opinión de García Arenas la causal de remoción se fundamentaría invocando la fracción tercera del artículo 30 de la Ley Orgánica Ahí, dice, se definen responsabilidades contra autoridades que "se conduzcan con hostilidad, o coacción en actos concretos, en contra de cualquier universitario o grupo de universitarios, por razones ideológicas o de orden puramente personal" Según el especialista, el actual rector se encontraría en esta causal después que decidió destituir a funcionarios cercanos al grupo político de Raúl Padilla, así como al separar a éste de dos de sus múltiples cargos honorarios Los escenarios De ser ese el caso, consideró García Arenas, el Consejo Universitario integraría un expediente y lo pondría a consideración del pleno que tiene mayoría padillista De los 176 consejeros, al menos 135 son afines a Padilla López Sin embargo, el especialista advierte que "si no está bien fundada y motivada la falta grave", Briseño buscaría un amparo indirecto ante una instancia federal con posibilidades de ganar la protección de la justicia En tanto Juan Carlos Soto, experto en derecho administrativo y representante de un corporativo privado, sostuvo que la crisis en la UdeG está a punto de abandonar la arena política para entrar al terreno judicial Señaló que el artículo 31 de la Ley Orgánica define las atribuciones del Consejo Universitario, y en su fracción octava reconoce su facultad para elegir al rector o destituirlo en caso de falta grave Si se presenta este escenario, el de la destitución, el rector Carlos Briseño "tendría todos los elementos en su favor para acudir a un juicio de amparo promovido ante el Poder Judicial de la Federación"

Comentarios

Otras Noticias