Protestan importadores contra aumento de impuestos en autos usados

jueves, 8 de enero de 2009
MATAMOROS, Tamps , 8 de enero (apro)- Alrededor de 600 importadores de autos realizaron este jueves varias marchas en Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros para protestar contra el incremento a los impuestos para regularizar vehículos usados En esta ciudad, aproximadamente 400 comerciantes, importadores y empleados realizaron una marcha por varias calles, hasta arribar a las oficinas del Sistema de Administración Tributaria (SAT) En tanto, en Reynosa unos 100 empresarios y trabajadores del mismo sector hicieron un plantón en las oficinas de la Administración de la Aduana Y en Nuevo Laredo, un centenar de loteros se plantaron con pancartas en la Plaza Esteban Baca Calderón para exigir que se modifique el decreto del gobierno federal Los vendedores de autos afirmaron que los cambios autorizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a las reglas para la importación de unidades usadas provocaron que los costos se triplicaran, por lo que la actividad se volvió incosteable Precisaron que los impuestos para la importación de carros usados se elevaron 300% a partir del 1 de enero y se incluyeron varios requisitos para desalentar la compra, entre ellos la expedición de una carta de origen por parte de la empresa armadora Tomás Cantú Gloria, representante de los importadores de autos usados en Matamoros, señaló que tales medidas han originado que casi la totalidad de los negocios de este ramo estén prácticamente detenidos Añadió que la medida aplicada por el gobierno federal, supuestamente para proteger a la industria automotriz, no sólo llevará a la quiebra a los cientos de negocios dedicados a la venta de autos usados en la franja fronteriza del país, sino que ocasionará que las familias de escasos recursos pierdan la posibilidad de comprar un vehículo Cantú Gloria dijo que los loteros no representan una competencia real para los vendedores de vehículos nacionales, porque la gente que compra autos estadounidenses regularmente no cuenta con los ingresos suficientes para adquirir una unidad nueva Por su parte, David López, propietario de un negocio de autos usados en Nuevo Laredo, dijo que con las nuevas medidas dictadas por Hacienda, un carro con valor de 700 dólares deberá pagar 28 mil pesos en impuestos para legalizar su introducción al país Así mismo, mencionó que en lo que va de 2009 se han importado sólo 18 unidades, cuando en diciembre del año pasado se hacían hasta mil 500 trámites por día Roberto Hierro Mendoza, presidente de la Asociación de Vendedores y Compradores de Autos Usados en Nuevo Laredo, manifestó que si la medida continúa, cientos de negocios se irán a la quiebra en la frontera tamaulipeca y, con ello, muchas personas perderán su empleo Además, adelantó que los comerciantes interpondrán amparos para echar atrás el decreto

Comentarios