Anuncian megaproyecto turístico en Colima

viernes, 23 de octubre de 2009
COLIMA, Col , 23 de octubre (apro)- A ocho días de concluir su gestión, el gobernador priista, Silverio Cavazos, anunció la construcción de un megaproyecto turístico en la zona de La Boquita, en las márgenes de la laguna de Juluapan, municipio de Manzanillo, en el que se invertirán unos 4 mil millones de pesos
Durante la ceremonia, el mandatario presentó a dos de los inversionistas, el empresario estadunidense, David Moothie, y el mexicano Gabriel Caballero, quienes adquirieron en 112 millones de dólares, a través de la empresa Puerto Santiago Manzanillo, el predio que poseía el gobierno estatal en esa zona
Según el secretario de Turismo del gobierno estatal, el proyecto comprende la construcción de una marina de yates, dos grandes hoteles de alto nivel, condominios y residencias, entre otras instalaciones
Los inversionistas, dijo el gobernador Cavazos, fueron seleccionados después de haber sostenido pláticas con siete empresas diferentes "La mejor oferta que recibimos fue la de David Moothie, y por eso decidimos generar este contrato con ellos"
Sin embargo, no es la primera vez que se pretende erigir un emporio vacacional en la región conocida como La Boquita
El primer intento fue realizado por Luis Cordero Tapia --cuñado del expresidente Miguel de la Madrid Hurtado--, quien en 1984 fundó la empresa Desarrollo Habitacional y Marina de Santiago SA y, cuando el esposo de su hermana Paloma se encontraba todavía en el poder, inició los trámites y gestiones para el desarrollo del proyecto
La empresa, creada inicialmente como parte del grupo Marhnos, en 1986 era presidida por Cordero Tapia, cuando consiguió el permiso del gobierno federal para realizar trabajos de desazolve, dragado y relleno de una franja de la laguna de Juluapan, lo que le permitió ganar terrenos por 901 mil 510 metros cuadrados al vaso lacustre
Según el primer proyecto, ahí se pretendía construir una marina para 500 embarcaciones, dos clubes de yates, lotes hoteleros para mil 204 cuartos, lotes para 2 mil 310 unidades condominales, 920 lotes residenciales, un campo de golf, un club de tenis, un club hípico, restaurantes y áreas comerciales y culturales
En enero de 1991, ya en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, el gobierno federal donó al gobierno de Colima los terrenos ganados a la laguna, con la condición de que se los vendiera a la empresa del cuñado de Miguel de la Madrid en 9 millones 524 mil 94558 dólares
Y esta venta fue autorizada al Ejecutivo colimense por el Congreso local en noviembre de 1993 Los recursos obtenidos, según los decretos correspondientes, deberían ser utilizados para realizar obras de beneficio social en el puerto de Manzanillo
Si bien la empresa realizó en tiempo y forma el primer pago, de 2 millones 259 mil 663 dólares, se retrasó en los siguientes y finalmente terminó con un adeudo de más de 5 millones de dólares, situación que generó un escándalo en el Congreso de Colima
Esa circunstancia obligó al gobierno del estado a recuperar en 2000 alrededor de cinco hectáreas de terreno, o sea 56% de la superficie, lo que le permitió quedarse con la mayoría de las acciones de la empresa Desarrollo Habitacional y Marina de Santiago, que pasó a ser una paraestatal
En 2004, a unos meses del inicio del gobierno de Gustavo Vázquez Montes, el director de la empresa, Carlos Guillermo Aguirre Ceballos --exsecretario de Fomento Económico--, anunció a Apro que sería el propio gobierno el impulsor del desarrollo turístico, al que ya se le habían hecho algunas modificaciones, y que los trabajos iniciarían en enero de 2005, con una inversión inicial de 50 millones de dólares
Sin embargo, se llegó la fecha sin que arrancaran los trabajos y, en febrero siguiente, falleció el gobernador Vázquez Montes tras la caída del avión en que viajaba, por lo que el proyecto se pospuso una vez más
A unas semanas de la llegada de Silverio Cavazos a la gubernatura, en mayo de 2005, éste sostuvo una reunión con empresarios de Monterrey vinculados con el grupo Marhnos, entre ellos Carlos Aedo Govea y Everardo Alanís, quienes trataron de revivir el proyecto, cuya construcción llevaría entre 15 y 20 años
Los empresarios manifestaron que los trabajos podrían iniciar en septiembre de 2005, pues el gobernador los estaba apoyando en la agilización de los trámites y permisos para el inicio de la marina y demás obras de infraestructura
No obstante, pasó un año más para que el gobierno estatal, a través de la empresa Desarrollo Habitacional, presentara la manifestación de impacto ambiental del proyecto ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), donde se consideraba una inversión de 809 millones 789 mil 158 pesos
La primera etapa, de acuerdo con el documento entregado por la empresa a la Semarnat, consideraba el dragado de la laguna en su parte sur, rehabilitación y construcción del canal de intercomunicación laguna-mar con dos escolleras, así como el mantenimiento y conservación al área de manglar en la parte norte y poniente de la laguna y su posible habilitación como reserva ecológica
Asimismo, la segunda etapa preveía el área de surgimiento del proyecto, con el desarrollo natural ubicado entre Club Santiago, la laguna de Juluapan y el mar; el proceso de urbanización de acuerdo con el programa parcial de urbanización; el frente náutico integrando productos y actividades náuticas de gran nivel al desarrollo en el área de mayor exclusividad; malecón y marina en laguna, así como el desarrollo urbano secundario en zona de vivienda media
El complejo promovido por el gobierno estatal incluía hoteles, condominios, villas, una marina para yates y una plaza comercial en torno de la laguna de Juluapan
Sin embargo, dos meses y medio después de haber recibido el documento, a través de un oficio fechado el 20 de octubre de 2006, la Semarnat negó al gobierno estatal la autorización del proyecto, bajo el argumento de que incumplió con los requerimientos de las leyes ambientales Pero la paraestatal quedó en libertad de empezar nuevamente el procedimiento administrativo ante la Semarnat
Y aunque hasta el momento el gobierno estatal todavía no cuenta con la autorización de la dependencia federal para llevar a cabo el proyecto, el gobernador Silverio Cavazos ya hizo el anuncio formal del proyecto, que ahora será impulsado por la nueva empresa encabezada por el empresario estadunidense David Moothie
En el acto, Carlos Guillermo Aguirre Ceballos informó que en los últimos años se revisó el plan maestro de desarrollo de la zona, el programa parcial de urbanización y se empezaron los trámites para permitir llevar a cabo el desarrollo
"Con estos elementos nos dimos a la tarea, de acuerdo con las instrucciones del gobernador, de contactar a una serie de grupos inversionistas, y finalmente con el grupo representado por David Moothie logramos concertar una operación en donde el gobierno del estado recibirá la cantidad de 5 millones 400 mil dólares en obras y la cantidad líquida de 5 millones 700 mil, que dan un total de operación de 11 millones 100 mil dólares"
Indicó que el proyecto que se pretende llevar a cabo por parte de los empresarios está debidamente contextualizado y colinda con el Club Santiago
"El concepto arquitectónico --dijo-- busca armonizar con la naturaleza, ofrecer un entorno moderno, adecuado, sobre todo también que integre a las ramadas que operan un concepto gastronómico, donde los 'ramaderos', como se les conoce, van a formar parte del proyecto; de ninguna manera estaremos en una actitud bélica con ellos, sino integrándolos de manera armonizada"
A su vez, el gobernador comentó que "lo más importante es que recibimos la posibilidad y la viabilidad de generar un proyecto real para la urbanización, lo que sin duda constituirá una gran construcción de infraestructura turística, a través de las torres de departamentos, las casas habitacionales, y a través de un hotel con una inversión que en sus tres etapas puede ir aproximadamente a los 4 mil millones de pesos"
Aseveró que el gobierno ya recibió una parte de los recursos, "y otra se está por abonar, se va a ir a una cuenta especial que va a generar la circunstancia de que el gobierno del estado vuelva a adquirir reserva territorial para uso turístico; no van a ir a ninguna circunstancia de gasto corriente, ni a ninguna obra en específico"

Comentarios