Gobernador de Tabasco presume finanzas sanas

jueves, 10 de diciembre de 2009

VILLAHERMOSA, Tab., 10 diciembre (apro).- El gobierno del priista Andrés Granier Melo negó que las finanzas estatales se encuentren “en bancarrota”, como lo han denunciado partidos de oposición.
“Las finanzas del estado están sanas y son saludables”, sostuvo en conferencia de prensa el secretario de Administración y Finanzas (SAF), José Manuel Sáinz Pineda, donde explicó los alcances del presupuesto 2010, de 29 mil 491 millones de pesos, que sólo aumentó 194 millones respecto del ejercicio de este año.
Sin embargo, el presupuesto para 2010 podría superar los 34 mil millones, luego que por gestiones del gobernador y los diputados federales priistas se obtuvieron 5 mil millones adicionales para obras del Plan Hídrico Integral de Tabasco (PHIT).
 Sáinz Pineda expuso que en la Ley de Ingresos del estado se ponderó cuidadosamente el entorno financiero, sobre todo porque podrían descender las participaciones federales que recibe Tabasco, debido al impacto negativo en la Recaudación Federal Participable, tanto por la actividad petrolera como por los efectos de una lenta recuperación de la economía nacional.
    Detalló que del total del presupuesto de 2010, el estado sólo cuenta con 15 mil 774 millones de pesos de libre programación, lo que comparado con la cifra inicial de 2009 significa una disminución de 821 millones.
En cambio, dispondrá de recursos etiquetados para fines específicos por 13 mil 717 millones de pesos, monto que en relación a 2009 representa un crecimiento de mil 15 millones, principalmente para educación y salud.
    Dijo que el presupuesto en su evolución puede modificarse tanto a la alza como a la baja, y mencionó como ejemplo el ejercicio de este año, donde el presupuesto creció pero en recursos federales que llegan etiquetados para fines específicos, no así en los ingresos donde el estado tiene la libertad de programar.
Explicó que 2009 inició con 29 mil 298 millones de pesos, de los que 12 mil 702 millones correspondían a recursos etiquetados y 16 mil 596 millones a recursos que el estado podría programar libremente.
En el primer rubro, con los datos al cierre del tercer trimestre, se proyecta un aumento al final del año de 3 mil 973 millones; mientras que en el segundo es a la inversa, hay un decremento de 520 millones de pesos, por lo que el total de los ingresos estimados para 2009 será de 32 mil 751 millones.
    Del presupuesto total del año próximo, 17 mil 489 millones se destinarán a gasto de inversión; 5 mil 915 millones a gasto corriente; 5 mil 748 millones a municipios, y 339 millones al manejo de deuda pública.
Destaca el aumento de 58 y 25% a los presupuestos de procuración de justicia y seguridad pública, así como 192 millones de pesos adicionales al sector desarrollo económico para estimular las actividades productivas.
Los 415 millones para la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesca, y el crecimiento de 565 millones de pesos para salud y educación que, en conjunto, ejercerán en 2010 un presupuesto de 15 mil 890 millones de pesos.
    Aunque Sáinz Pineda no descartó recurrir a préstamos para hacer frente a gastos del gobierno, anticipó que para 2010 no se tiene prevista la contratación de más deuda, la cual asciende a mil 860 millones de pesos.
    En cuanto a su negativa de comparecer ante los diputados, como exigen partidos de oposición, el funcionario justificó que la dependencia a su cargo ha mantenido siempre relación de respeto y comunicación institucional con el Congreso local.
 Señaló que periódicamente y de manera trimestral, así como anual, se entrega toda la información financiera respectiva, según lo que establece la ley correspondiente y así se seguirá haciendo.
Al referirse a la cancelación del programa social “Te da más”, a través del que se otorgaban 500 pesos mensuales a madres solteras, ancianos y discapacitados, una erogación de más de mil millones de pesos anuales, Sáinz Pineda dijo que cumplió su ciclo “por agotamiento de los recursos financieros”.

Comentarios