PRD, PT y Convergencia solicitan retiro de busto deMouriño en Campeche

jueves, 17 de diciembre de 2009

CAMPECHE, Cam.,  17 de diciembre (apro).- Los dirigentes de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia presentaron este jueves ante el Congreso local una petición formal para que se retire del Paseo de los Héroes el busto de Juan Camilo Mouriño Terrazo, que fue colocado ahí el pasado 4 de noviembre, con motivo de su primer aniversario luctuoso.
    Encabezados por la vicepresidenta del CEN de Convergencia, Layda Sansores, los inconformes entregaron su petición por escrito al presidente de la Gran Comisión y la oficial mayor del Congreso local, Víctor Méndez Lanz y Ana Graciela Cristanty Villarino, respectivamente.
     De acuerdo con Sansores, el busto del extinto secretario Gobernación “insulta” la inteligencia de los campechanos porque representa, dijo, “un santuario que venera la inmoralidad, corrupción y lambisconería”.
Y añadió: “La petición que hacemos no tiene tintes políticos, pues obedece sólo a un clamor ciudadano. Los campechanos están inconformes por la ubicación del busto y lo han manifestado abiertamente”.
Aclaró que los ciudadanos no están en contra del busto, sino del lugar que ocupa porque da un mensaje erróneo a los jóvenes, dado que con esa imagen se vincula el negocio con la política y la corrupción.
“No se pueden construir santuarios ni capillitas a la inmoralidad. Los panistas pueden multiplicar el busto y colocarlo en sus jardines o en los patios de sus familiares, deudos, amigos y socios, pero no ponerlo como un héroe nacional”, dijo.
Por su parte, el exdiputado federal Manuel Chablé Gutiérrez, excandidato a la gubernatura por el PT, y quien en la década de los 90 derribó una estatua monumental de José López Portillo, dijo que el acto no es sólo para tomarse la foto, sino una actitud de “principios, moral y dignidad, porque al pueblo campechano todavía le queda la dignidad”.
En el documento, que fue firmado por aproximadamente 500 personas, los inconformes solicitan al Congreso local un punto de acuerdo para la remoción o reubicación de la efigie, pues para su instalación no se tomó en cuenta el parecer popular, por lo que tal acto resultó “arbitrario, injustificado y carente de sustento legal, político y social para llevarlo a cabo”.
     Asimismo, argumentan que la colocación del busto “atenta contra el espíritu del lugar en el que se colocó, un espacio en primera instancia destinado para personajes denominados héroes”, y en ese sentido destacan que el extinto funcionario no tuvo ningún merecimiento.
      “Levantar un monumento no significa levantar  a un personaje, sino representar un proceso que fue encarnado cabalmente por un hombre”, se lee en el documento.
    Y Juan Camilo Mouriño Terrazo, añade, “no representó una coyuntura nacional ni local de gran envergadura que resolviera con algún liderazgo ni simple ni mucho menos extraordinario”.

Comentarios