Vergonzoso, el aumento al salario mínimo: obispo de Tabasco

lunes, 21 de diciembre de 2009

VILLAHERMOSA, Tab., 21 de diciembre (apro).- De “vergonzoso y risible” calificó el obispo Benjamín Castillo Plascencia el aumento de 2.51 pesos diarios a los ‘minisalarios’, en el área geográfica C, donde se ubica esta entidad.

         "No da ni para la combi, sobre todo porque al risible aumento al salario, enseguida vendrán los aumentos del petróleo, y van a ser superiores, afectando de manera directa a los de más escasos recursos”, denunció.

         “Hay gente que gana un salario mínimo de 55 pesos, ¿qué puede comprar con eso?, ¿cuántos kilos de frijol?, ¿cuántos kilos de tortilla?, es de veras vergonzoso el incremento al salario de los trabajadores, mientras la canasta básica sube y sube”, criticó.

         Sobre la propuesta del presidente Felipe Calderón para que haya reelección de alcaldes, diputado federales y senadores, el jerarca católico consideró que no es una “mera ocurrencia”, sino una propuesta seria que requiere ser estudiada a fondo para ver si resulta viable.

         “Creo que sería uno de los objetivos de una reforma política; adaptar la situación actual a las necesidades. Entonces, sí merece el estudio y creo que como propuesta se toma; no es una imposición, hay que discutirla y después votarla”, sostuvo.

         Refirió que después de un trienio, muchos gobernantes no merecen seguir en el cargo por su mala administración; sin embargo, tres años pudieran resultar insuficientes porque muchos proyectos suelen quedar a medias o truncos al entrar una nueva administración, cuando lo que se requiere es darles continuidad.

         Castillo Plascencia avizoró un panorama difícil para los mexicanos en 2010 y, en el caso de Tabasco, recomendó a los 17 nuevos alcaldes, que entrarán en funciones el primero de enero, gobernar para todos, sin distingos de partidos, con honestidad y cumplir cabalmente con los compromisos contraídos con el pueblo.

“Tienen que gobernar para el pueblo sean de cualquier partido. Hay que pensar en el pueblo, no en su partido; fueron electos por el pueblo y por lo tanto deben tomar en cuenta su opinión”, subrayó.