Procuraduría de Tabasco promete castigar multihomicidio

martes, 22 de diciembre de 2009

VILLAHERMOSA, Tab., 22 de diciembre (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) prometió que no habrá impunidad en la ejecución de la madre, dos hermanos y una tía del tercer maestre de la Armada de México, Melquisedec Angulo Córdova, quien murió durante la balacera del pasado miércoles en Cuernavaca, Morelos, hechos en los que también perdió la vida el capo Arturo Beltrán Leyva.

En el multihomicidio también resultó herida y se encuentra grave una mujer pero no se dio a conocer su identidad.

En rueda de prensa, el procurador Rafael González Lastra informó que, a las cinco de la mañana de este martes, un grupo de sicarios irrumpió en la casa del marino, ubicada en el bulevar Manuel Antonio Romero de la colonia Quintín Arauz del municipio de Paraíso, y abrieron fuego contra sus moradores.

Como resultado de la agresión, falleció la señora Irma Córdova Pérez, madre de Melquisedec, quien recibió un impacto de bala que le destruyó centros nerviosos superiores.

También murió Yolidabey y Benito Angulo Córdova, así como Josefa Angulo Flores, hermanos y tía del marino, de 22, 28 y 46 años de edad, respectivamente.

Yolidabey recibió siete balazos y Josefa Angulo diez. Benito murió alrededor de la seis de la mañana en un centro hospitalario de Paraíso, donde fue internado con un balazo en arterias auxiliar del maxilar derecho.

En un hospital se encuentra grave una mujer de 24 años, donde los médicos hacen esfuerzos por salvarle la vida.

El procurador González Lastra precisó que en el lugar de los hechos se encontraron 25 casquillos de armas R-15; cuatro casquillos de arma calibre 45 y un cartucho de AK- 47 o cuerno de chivo.

    Prometió que no habrá impunidad en el multihomicidio y lamentó que la venganza de los Beltrán Leyva haya ocurrido apenas siete horas después del sepelio del tercer maestre de la Armada de México, el lunes por la tarde, con honores, homenaje y resguardo de marinos.

Informó que inmediatamente después de la agresión, elementos de la 30 Zona Militar, de la Quinta Zona Naval, de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y Procuraduría de Justicia, hicieron un frente común y cercaron diversas arterias de toda esa zona para encontrar a los responsables.

    Esta es la tercera matanza ocurrida en Tabasco en lo que va de 2009 en contra de familiares de policías y marinos que han participado en operativos ‘anti-narco’.

El 14 de febrero, día de San Valentín, sicarios ejecutaron en su domicilio al policía estatal Carlos Reyes López y a once miembros de su familia, entre ellos siete menores de edad, en la ranchería Monte Largo del municipio de Macuspana.

    En el ataque, perdieron la vida el agente policiaco, su madre, esposa, hijos y sobrinos, dos de ellos, acribillados debajo de la cama donde pretendían esconderse al iniciarse el tiroteo.

    También murió el vendedor de fresas congeladas Juan Manuel Álvarez, que se encontraba en el lugar cuando sucedió la matanza.

    Cuatro meses después, el 14 de mayo, un grupo armado asesinó en su casa al policía Baldomero García Rodríguez y a siete miembros de su familia, así como a una vecina, en la ranchería La Piedra del municipio de Cunduacán.

Los pistoleros asesinaron al agente, a su esposa, dos hijos, una hermana, dos hijos de ésta y una vecina.

Comentarios