Refuerza NL seguridad ante andanada del narco

martes, 22 de diciembre de 2009

MONTERREY, N.L., 23 de diciembre (apro).- Nuevo León reforzó sus medidas de seguridad ante un eventual embate del crimen organizado en la entidad como reacción a la muerte del capo Arturo Beltrán Leyva, El jefe de jefes, quien falleció durante un operativo la semana pasada en Cuernavaca, Morelos, informó hoy el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

         En entrevista, el mandatario estatal reiteró que Nuevo León está preparado y las fuerzas que hacen trabajo de seguridad pública en el estado ya se encuentran listas para responder a los criminales.

         Explicó que el reforzamiento es una medida que se tomó en coordinación con los tres órdenes del gobierno.

“Estamos preparados los tres órdenes de Gobierno. Yo les dije en aquella ocasión, recuerdo, allá en Palacio de Gobierno que a toda acción hay una reacción; y que si hay una avanzada por parte del Estado mexicano en contra del crimen, habría que estar preparados para recibir también algún embate por parte de estas bandas criminales”, dijo.

“En Nuevo León estamos preparados con el Ejército Mexicano, con la Policía Federal, la Policía Estatal y los Municipios. Se han sostenido ya varias reuniones de los tres órdenes de Gobierno, precisamente para estar alertas y para poder contener, en caso de que se presente, una ola de violencia en el Estado. Esperemos que no. sin embargo, tenemos que estar preparados”, agregó.

 En Nuevo León se han registrado recientemente confrontaciones de fuerzas federales con la delincuencia organizada, como el choque que tuvieron elementos de la Secretaría de Marina (Semar) con una célula del cártel del Golfo el pasado 4 de diciembre. En el enfrentamiento, ocurrido en el municipio de Juárez, murió Ricardo Almanza Morales, alias El Gori 1.

Medina de la Cruz consideró que el Estado mexicano no debe retroceder ante las reacciones de las organizaciones criminales como venganza a las bajas que les causa la acción de los cuerpos policíacos.

“Con base en esta acción del Gobierno, era de esperarse alguna reacción por parte del crimen organizado, pero no podemos detenernos; no podemos estar temerosos ni doblar las manos; bajar la guardia, al contrario, es momento de echarle para adelante”, dijo.

Finalmente, Medina de la Cruz lamentó la muerte en Tabasco de familiares de Melquisedet Angulo, el marino que falleció en el operativo que culminó con la muerte de Beltrán Leyva.

La tragedia, dijo, es motivo para que la Presidencia de la República haga un llamado a la unidad nacional.