Paro de 150 policías en Comalcalco; exigen bono de 8 mil 500 pesos

jueves, 3 de diciembre de 2009

VILLAHERMOSA, Tab., 3 de diciembre (apro).- Más de 150 policías preventivos del municipio de Comalcalco continuaban esta noche en paro, en demanda de un bono de 8,500 pesos que, aseguran, envió el gobierno federal como apoyo para ellos, pero el ayuntamiento se niega entregarlo.
    Esta mañana, cerca de 300 policías cerraron los accesos de la dirección de Seguridad Pública, por lo que tuvo que intervenir el Ejército para resguardar el banco de armas.
    Ya entrada la noche, el movimiento sólo 150 policías mantenían el paro, impidiendo el ingreso de sus compañeros a las instalaciones de Seguridad Pública.
            El secretario del ayuntamiento de Comalcalco, Moisés Sánchez Chávez, afirmó que los policías inconformes son manipulados con fines políticos, ya que el bono que demandan es de competencia federal, sobre todo, dijo, porque el alcalde Javier May asumirá en los próximos días la dirigencia estatal del PRD, luego de la renuncia de José Ramiro López Obrador, tras la debacle electoral del pasado 18 de octubre.    
    Afirmó que la mayoría de los uniformados ya recibió su aguinaldo, y dijo que los ocho mil 500 pesos del programa federal de apoyo a las fuerzas municipales, no se han entregado al ayuntamiento.
    Añadió que, pese a la inconformidad, se tienen cubierta las guardias, además de que el banco de armas está custodiado por el Ejército.
    Por otra parte, el Congreso local aprobó la nueva Ley de Seguridad Pública, que crea la figura de la Policía Estatal, que agrupará a la Preventiva y a la de Caminos, la cual estará dirigida por un comisionado.
    También se crea la Policía Auxiliar y la Bancaria, Industrial y Comercial, que estarán bajo la coordinación del comisionado, pero no formarán parte de la Policía Estatal, y serán contratadas por particulares para prestar servicio de vigilancia.
          La seguridad privada se regula a fin de permitir su control, de manera que quienes presten estos servicios tengan la preparación, experiencia y, sobre todo, el personal capacitado y sin vínculos con la delincuencia.