Militares continuarán al frente de corporaciones policiacas en Coahuila

jueves, 31 de diciembre de 2009

SALTILLO, Coah., 31 de diciembre (apro).- Militares en retiro continuarán al frente de las corporaciones policiacas en la mayoría de los ayuntamientos de esta entidad.

El pasado 4 de diciembre, el gobernador Humberto Moreira Valdés avaló el desempeño de los oficiales militares en retiro, que desde hace un año ocupan los principales cargos en materia de seguridad en la entidad.

“Hay un trabajo coordinado con la Secretaría de la Defensa Nacional; son decisiones que se toman en ese nivel. Nosotros estamos muy contentos con el trabajo que se ha estado haciendo”, dijo el gobernador respecto a los jefes policíacos de formación castrense.

Adelantó que en Saltillo, Torreón, Monclova, Piedras Negras y Ciudad Acuña, los alcaldes electos determinaron que continúen militares al frente de las corporaciones policíacas municipales.

A lo largo de diciembre, conforme los alcaldes electos fueron presentando sus respectivos gabinetes municipales, los nombres de los militares en retiro se fueron enrocando o ratificando.

En Saltillo, el alcalde electo Jericó Abramo Masso ratificó al general Marco Antonio Delgado Talavera. En Monclova, también repite el general Juan José Castilla.

En Torreón, el alcalde Eduardo Olmos presentó como nuevo titular de Seguridad al general Carlos Bibiano Villa Castillo, quien había ocupado la titularidad de policía en Parras de la Fuente.

También en Piedras Negras, fue designado el coronel y abogado Salvador Méndez Cachú, quien hasta hace una semana fue titular de Seguridad en Ciudad Acuña.

A lo largo de 2009, arribaron a Coahuila alrededor de 200 militares en retiro para ocupar los cargos de seguridad pública, tanto en el gobierno estatal como en las jefaturas de policía municipal.

Las quejas, denuncias y señalamientos contra algunos de los jefes policíacos, han motivado marchas y plantones, así como 17 recomendaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) dirigidas a los ayuntamientos por detenciones arbitrarias, coecho y maltrato físico de detenidos.

Entre los casos más significativos está el del general Marco Antonio Delgado Talavera, titular de Seguridad Pública en Saltillo, cuyo desempeño fue calificado de xenofóbico, por el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, así como por Amnistía Internacional, debido al maltrato de inmigrantes indocumentados.

Otro caso muy conocido es el del general Carlos Bibiano Villa Castillo, a quien, entre otras cosas, se le acusa de la desaparición de dos personas, en diferentes fechas, quienes presuntamente fueron detenidas por elementos de su escolta personal y jamás regresaron, hasta que uno de ellos apareció muerto.

Se espera que en los primeros días de enero, se dé a conocer el nombre de más militares que ocuparán las áreas de seguridad en los municipios de mayor población en el estado.

Comentarios