Respalda Nava expulsión de exalcade de Monterrey

martes, 8 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 8 de diciembre (apro).- El líder nacional del PAN, César Nava, respaldó hoy la decisión del Comité Directivo Estatal en Nuevo León de expulsar de sus filas al exalcalde de Monterrey, Adalberto Madero Quiroga.
    En conferencia de prensa, el dirigente nacional panista afirmó que Madero Quiroga “le ha causado al partido un daño inconmensurable e irreparable” al partido.
    El exalcalde de Monterrey es acusado por sus correligionarios de desviar recursos públicos con fines personales y de participar e impulsar actos de corrupción durante su gestión como presidente municipal de la capital nuevoleonesa.
Nava reiteró que el PAN ha iniciado “el procedimiento tendiente a la expulsión del exalcalde de Monterrey”, Adalberto Madero Quiroga.
    En el PAN “no toleraremos actos de corrupción de nuestros funcionarios públicos; no toleraremos actos de desvío de recursos con fines personales o para alimentar proyectos personales en el ámbito político”, subrayó el líder panista.
César Nava, quien además es diputado federal, agregó que el PAN está obligado “política, ética y jurídicamente a proceder en consecuencia” y a deslindarse “con absoluta claridad” de la actuación del exalcalde de Monterrey y llevarlo ante las instancias correspondientes.
El dirigente nacional panista aclaró que pese a las acusaciones de corrupción contra Madero Quiroga, el PAN no promoverá denuncias ante el Ministerio Público, porque ya han sido presentadas varias que motivaron el proceso de expulsión, que inició en el Comité Directivo Estatal (CDE) de Nuevo León el 27 de agosto.
Nava no supo responder cuando le preguntaron por qué hasta ahora inicia la exclusión cuando las denuncias en contra de Madero fueron presentadas desde el 2007, durante la gestión de Germán Martínez. Incluso a Madero se le permitió participar como precandidato y no fue sancionado por el partido, sino hasta que pasaron las elecciones del 5 de julio, cuando perdió el PAN.
“Esta dirigencia que tomó posesión en agosto, tan pronto tuvo conocimiento de la existencia de este expediente, pidió al Comité Directivo Estatal que se integrara debidamente para darle todo el soporte jurídico. Estamos hablando de un procedimiento sancionatorio (sic), en el cual el acusado goza de garantías, de derechos que deben ser respetados y por lo tanto, fuimos extremadamente cuidadosos hasta tener, el día de ayer, un expediente completo y debidamente fundado y motivado, que fue presentado al Comité Directivo Estatal”, justificó.
En la conferencia de prensa estuvo presente la presidenta del estatal del PAN en Nuevo León, Sandra Pámanes, quien precisó que Madero Quiroga será expulsado por los actos de corrupción que se han acumulado a lo largo de años y que han sido denunciados penalmente por ciudadanos de Monterrey.
“El caso del exalcalde Adalberto Madero no es reciente, a través del Comité Directivo Estatal del PAN en Nuevo León llevamos una serie de eventos y de situaciones, denuncias ciudadanas principalmente. En este caso, el caso de haber hecho una concesión hacia unos puentes peatonales con publicidad que denotan o señalan un desvío de recursos”, explicó.
La noche del lunes, la presidenta estatal del PAN, Sandra Pámanes, dio a conocer que se inició el proceso de expulsión del exalcalde debido a que, por lo actos de corrupción en los que incurrió durante su mandato (2006-2009), “dañó la imagen del partido”.
    La decisión fue tomada por unanimidad de los 34 consejeros estatales y el expediente, turnado a la Comisión de Orden del Comité Directivo en Nuevo León, el cual deberá emitir un fallo en un periodo de 40 días hábiles.
    
Las denuncias
Los señalamientos contra Madero iniciaron el 10 de septiembre del 2008, cuando la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), publicó un desplegado bajo el título “Monterrey: corrupción sin límites”.
Se le acusaba de impulsar en el ayuntamiento un sistema para la “tramitación corrupta” de permisos de construcción.
El 26 de septiembre de ese año, Red Cívica, un organismo ciudadano de Monterrey, acudió al Congreso de Nuevo León a pedir que fuera tramitado el desafuero contra Madero para poder enjuiciarlo penalmente.
El argumento era el de la concesión a Publitop. El Ayuntamiento de Monterrey firmó en 2002 un contrato con la empresa publicitaria que tenía vigencia hasta el 17 de octubre del 2007. A lo largo de esos cinco años, la firma tenía derecho de utilizar los 24 puentes peatonales que había donado al ayuntamiento para comercializar en ellos anuncios espectaculares.
El 16 de octubre de ese año, un día antes de que feneciera el pacto, Madero extendió el contrato cinco años más, hasta el 31 de diciembre del 2012.
A cambio, Publitop le entregó al ayuntamiento ayuda material como sillas de ruedas, muletas bastones, andaderas y otros materiales que al alcalde, luego, entregó como una manera de congraciarse con colonos en esta época preelectoral. La denuncia señalaba que la renta de los espacios peatonales alcanzaría un valor que es desproporcionado con las contraprestaciones que otorgó Publitop.
El mismo día que Red Cívica presentó la solicitud en el Congreso, el dirigente estatal del PRI, Héctor Morales, acudió a la Fiscalía Especializada en Delitos de Servidores Públicos en el estado para presentar una denuncia por los mismos hechos.
El caso fue turnado a comisiones en el Congreso, pero no ha sido desahogado. Tampoco la fiscalía ha procedido contra el edil.
Para entonces, el PAN estatal había creado una comisión especial para evaluar la actuación de Madero, pero el 6 de octubre de ese 2008, el CEN atrajo el caso y congeló el procedimiento, con el evidente propósito de no afectar la imagen del partido de cara a las elecciones que se avecinaban.

Comentarios