Siete heridos deja enfrentamiento entre policías y trabajadores municipales en Tabasco

martes, 8 de diciembre de 2009

VILLAHERMOSA, Tab., 8 de diciembre (apro).- Un enfrentamiento entre policías del municipio de Comalcalco, que se encuentran en paro, y trabajadores del ayuntamiento de esa localidad, dejó hoy un saldo de siete heridos.  
Los hechos ocurrieron este mediodía cuando el secretario del ayuntamiento, Moisés Sánchez Chávez, al frente de unos 300 trabajadores de limpia, empleados administrativos y delegados municipales, pretendió entrar por la fuerza al palacio municipal para cobrar los aguinaldos.
Desde el jueves pasado, el palacio municipal se encuentra cercado por alrededor de 200 policías, que exigen el pago de un bono de 8,500 pesos.
Luego de que los trabajadores del ayuntamiento fueron desalojados por los policías, se inició el zafarrancho. Los uniformados dispararon sus pistolas al aire y los empleados respondieron con palos, tubos, piedras y gases lacrimógenos.
    La batalla campal dejó como saldo cinco policías heridos, así como el secretario del ayuntamiento, Moisés Sánchez Chávez, y el asesor jurídico, Mario Alberto Gallardo.
    Los policías en paro denunciaron que el alcalde perredista Javier May Rodríguez, contrató a “vándalos” para tratar de desalojarlos del palacio municipal.
    May Rodríguez, que en unos días más asumirá la dirigencia estatal del PRD ante la renuncia de José Ramiro López Obrador, después de la debacle electoral del pasado 18 de octubre, replicó que, tras el paro de la policía, se encuentra “la mano” del gobierno estatal para “desestabilizar” Comalcalco, e insistió que los uniformados no tiene razón en reclamar un bono que, aseguró, nunca envió el gobierno federal.
    Los policías aseguran que el gobierno federal les autorizó un “bono de confiabilidad” de 8,500 pesos, que el ayuntamiento se niega a entregar, porque supuestamente se lo gastaron en la pasada campaña política.  
     Afirmaron que muchos de los que hoy llegaron a manifestarse en su contra y pretender entrar por la fuerza al palacio municipal, “eran porros contratados por el alcalde Javier May”.
Los policías demandaron la intervención de gobernador Andrés Granier Melo para que, a través de una comisión, medie en el conflicto y se restablezca la seguridad pública en Comalcalco. En caso contrario, advirtieron, continuarán en paro hasta que les paguen el supuesto bono de 8,500 pesos.