Derogación de tenencia confronta a Ivonne Ortega con panistas

miércoles, 9 de diciembre de 2009

MÉRIDA, Yuc., 9 de diciembre (apro).- El Partido Acción Nacional y la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco se enfrascaron en un intercambio de declaraciones en torno del impuesto sobre la Tenencia Vehicular: los panistas exigen la derogación de esa contribución y el gobierno del estado se resiste a hacerlo.
     Desde diversos frentes, la dirigente estatal del PAN, Magaly Cruz Nucamendi; la senadora Beatriz Zavala Peniche y la bancada panista en el Congreso local, que lidera Patricia Gamboa Wong, emplazaron al gobierno priista a derogarlo.
     Para lograr el objetivo crearon un sitio de apoyo en la red social Facebook e incluso llamaron a la movilización ciudadana.
Zavala Peniche convocó a una caravana vehicular para protestar contra el cobro de ese impuesto, del que han advertido que a partir de 2012 el gobierno estatal pretende ampliarlo a vehículos con más de 10 años de antigüedad.
     Ayer, Cruz Nucamendi lanzó un “enérgico” llamado a la mandataria, a quien exigió escuchar el sentir de la gente, que no quiere seguir pagando ese impuesto.
     Presionada, Ortega Pacheco anunció anoche que la Consejería Jurídica del gobierno estatal iniciará un análisis “serio y profesional del impacto” de esa recaudación para los municipios de la entidad.
     Al respecto, se informó que será convocado el Consejo Consultivo para la Actualización del Orden Jurídico Estatal, a fin de realizar el estudio correspondiente, con la participación de especialistas en temas jurídicos, fiscales y de normatividad federal, estatal y municipal, ya que particularmente importante será el análisis del impacto que tiene esta recaudación en las finanzas de los 106 municipios del estado.
     Dicho grupo, se dijo, está conformado por representantes de universidades, colegios, organizaciones privadas y de profesionales, así como a organismos empresariales, “a fin de garantizar la imparcialidad y el carácter apolítico de toda acción al respecto”.
     Hoy, en apoyo a la gobernadora, el presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Mauricio Sahuí Rivero, llamó a la dirigencia del PAN a no confundir a la sociedad yucateca con el tema de la suspensión del pago de la tenencia vehicular y utilizarlo políticamente de cara al proceso electoral de mayo próximo.
     Conminó al PAN a actuar “con la seriedad que el caso amerita, sin generar falsas expectativas, ya que, como se sabe, la derogación de esa contribución entrará en vigor hasta el 2012, de tal forma que sigue vigente”.
     Comentó que si bien se trata de un impuesto federal, lo recaudado tiene un impacto en el esfuerzo recaudatario de la entidad, de acuerdo con la fórmula de distribución de los recursos establecida por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
     Además, argumentó que el ingreso obtenido por la tenencia vehicular es utilizado por el gobierno estatal y los 106 municipios para diversos rubros, entre ellos programas sociales.
     “Desaparecerlo afectaría las finanzas del estado y los ayuntamientos, sin que exista otra alternativa inmediata para obtener ingresos, si se toma en cuenta que el paquete fiscal estatal de 2010 debe ser aprobado por el Congreso del Estado a más tardar el 15 de diciembre”, argumentó.
     Al abundar sobre el tema, destacó que 20% de lo recaudado por la Secretaría de Hacienda del gobierno del estado, a través de ese gravamen es distribuido entre los ayuntamientos de la entidad.
     Subrayó que la tenencia vehicular es el impuesto más importante que cobra el estado y suprimirlo, como se propone, equivaldría a que los ayuntamientos dejen recibir el impuesto predial.
    “Decir a la ligera, sin mayor argumento, que se elimine el cobro de esa contribución es actuar de manera irresponsable” finalizó.