Detención de "narcopolicías" en Tabasco reaviva pugna Granier-PRD

martes, 1 de septiembre de 2009
VILLAHERMOSA, Tab , 1 de septiembre (apro)- El secretario de Gobierno, Humberto Mayans Canabal, afirmó que el PRD y al alcalde de Huimanguillo, Óscar Ferrer Ábalos, buscan proteger a la delincuencia organizada, al "politizar" el caso de la detención de 14 presuntos narcopolicías de esa localidad
         Rechazó que el gobierno estatal tenga algún interés político electoral en los operativos contra presuntos narcopolicías, y señaló que, desde que inició el gobierno de Andrés Granier Melo en 2007, han sido detenidos 133 policías estatales y municipales por tener vínculos con el narcotráfico   
          Mayans Canabal fijó la postura del gobierno del estado ante la llegada a Villahermosa de la marcha que, desde el pasado jueves, iniciaron autoridades municipales perredistas de Huimanguillo y la dirigencia estatal de ese partido, en protesta por la detención de 14 policías, incluidos el exdirector de Seguridad Pública, José Arturo Aragón, por presuntos nexos con el crimen organizado
          Para los perredistas, los 14 presuntos narcopolicías son "presos políticos", con miras a afectar al PRD de cara a los comicios del próximo 18 de octubre para elegir 17 alcaldes y 35 diputados locales     
         La marcha perredista concluyó en la Plaza de Armas, frente al Palacio de Gobierno, donde el dirigente estatal del PRD, José Ramiro López Obrador, afirmó que el gobierno del estado está politizando la aplicación de la justicia para afectar a su partido
         Por su parte, el alcalde Ferrer Ábalos reiteró que la "marcha por la paz" fue para protestar "contra las acciones de represión y tortura" en la detención de los 14 policías municipales
         "Hay que dejar bien claro que no estamos en contra de esa actitud de investigar y de la lucha frontal contra actos ilícitos, pero las investigaciones tienen que llegar al fondo, siempre en el marco del respeto y de las garantías individuales", señaló
           Al respecto, Mayans Cabal afirmó que las investigaciones sobre los policías de Huimanguillo, realizadas desde 2008, revelaban ya su vinculación con el grupo de Los Zetas
          "No detendremos el ejercicio de la justicia sólo porque esté en puerta un ejercicio electoral, que pueda ser considerada por algunos actores políticos como un pretexto con tintes políticos", advirtió
         Dijo que las detenciones tanto en Huimanguillo, como en otros municipios, se han realizadas conforme a derecho y respetado los derechos humanos, y rechazó que las confesiones de autoinculpación de algunos de los detenidos, hayan sido extraídas por medio de la tortura, como afirma el PRD
         Explicó que, en coordinación con el Ejército, la Marina y fuerzas policiacas federales, en tres años han sido detenidos 133 policías estatales y municipales por los delitos de asociación delictuosa, fomento al narcotráfico y delincuencia organizada
         En 2007 fueron detenidos 5; en 2008,  47, y en lo que va de 2009, ya son 81, precisó
         Los policías municipales detenidos son de los municipios de Cárdenas, Centro,  Balancán, Centla, Paraíso, Huimanguillo, Comalcalco, Macuspana y  Jalpa de Méndez, cinco de ellos gobernados por el PRD y cuatro por el PRI
         Mayans Canabal afirmó que los conflictos en Huimanguillo no son de ahora, sino que se vienen "arrastrando desde noviembre de 2006", cuando fue asesinado el alcalde perredista de ese municipio,  Walter Herrera Ramírez, a las puertas de su rancho por un grupo de sicarios
         Exhortó al PRD y a las autoridades de Huimanguillo a no "politizar" el caso de la detención de los 14 presuntos narcopolicías, porque de esta manera "se busca proteger a la delincuencia organizada"

Comentarios