Alcaldía de Villahermosa en quiebra

miércoles, 13 de enero de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 13 de enero (apro).- El alcalde de Centro, el priista Jesús Alí de la Torre, enfrenta serios problemas financieros: no tiene dinero para pagar a sus proveedores ni siquiera para cubrir la nómina y, por si fuera poco, la paraestatal Petróleos Mexicanos amaga con finiquitar el convenio de apoyo por malos manejos de su predecesor, el también priista, Evaristo Hernández Cruz.
    Por tal motivo, Alí de la Torre apeló a la solidaridad de proveedores y empresarios: “No hay un peso en la dirección de Finanzas”, dijo.
También lamentó que Pemex se resista a renovar el convenio de apoyo luego de los “manejos irregulares que en el trienio pasado se le dieron a los recursos que destinó básicamente para pavimentar vialidades”.
 La paraestatal alega “que se usaron recursos destinados para este rubro de pavimentación en otros programas; por eso es que todo el apoyo para el asfalto no nos ha llegado, ni siquiera han querido presentar una opción al respecto”, explicó.
Dijo que ante esa lamentable situación, autorizó a la dirección de Obras Públicas recursos por 600 mil pesos para asfaltar vialidades “y poder recubrir los baches con los que amaneció la ciudad el primero de enero”.
    Manifestó desconocer el monto de los recursos que Pemex otorgaba al municipio de Centro, aunque ofreció mantener pláticas con representantes de la paraestatal para renovar el convenio.
    Sin embargo, resaltó que con los recursos aportados por la paraestatal “se pueden hacer kilómetros y kilómetros de pavimentación y saldar el compromiso de mantener en orden la ciudad”.
    Sobre la decisión del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, que obliga al ayuntamiento a pagar una deuda de 9. 6 millones de pesos a la firma Degremont SA --asunto que también le “heredó” su antecesor en el cargo--, Alí de la Torre señaló que ya tiene la autorización del cabildo para apelar la sentencia.
    “No podemos perder, de la noche a la mañana, 9 millones de pesos. Fue un resolutivo que tomó el cabildo puesto que había una fecha de vencimiento para apelar la sentencia y no se hizo”, recriminó.
    Informó que el juicio administrativo debió atenderse en los plazos establecidos con el objetivo de defender los recursos del municipio de Centro, pero el gobierno anterior lo ignoró.
 “No se nos enteró oficialmente, por eso tuvimos que sesionar inmediatamente, pues en la entrega-recepción apareció la demanda de esta empresa, y por ello el cabildo autorizó atender la sentencia administrativa jurídicamente para buscar que todo se haga en el marco de la ley y que no vaya a haber una erogación injusta para el ayuntamiento”, remarcó.

Comentarios

Otras Noticias