Exdiputado del PRI involucrado en asesinato de líder antiminero

jueves, 14 de enero de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 14 de enero (apro).- El exdiputado federal priista y empresario del transporte, Walter Antonio León Montoya, fue detenido la noche del miércoles, por su presunta participación en el homicidio del líder del movimiento antiminero, Mariano Abarca Roblero, perpetrado en noviembre del año pasado en Chicomuselo.
    El 26 de octubre del año pasado, León Montoya exigió al Congreso de la Unión iniciar un juicio político en contra del gobernador Juan Sabines y los 40 diputados locales. Los acusó de violar la Constitución de Chiapas al aprobar reformas para prolongar su mandato dos años más.
    Curiosamente, dos días después las oficinas del exlegislador federal en Tuxtla Gutiérrez fueron allanadas y destruidas por un grupo de supuestos campesinos.
    Hoy, dos meses y medio después, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) dio a conocer que la captura de León Montoya se derivó de las imputaciones de un testigo contra el exdiputado federal durante las “diligencias practicadas”.
    Minutos después de que se difundiera la noticia, la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema), de la cual era dirigente Mariano Abarca Roblero, puso en duda la supuesta intervención del  político priista en el homicidio.
    De acuerdo con la Procuraduría estatal, a Walter León, líder de la Organización de Transportistas de Chiapas (Otrach), se le atribuye la autoría intelectual del homicidio de Abarca Roblero.
    Mientras tanto, la esposa del exdiputado federal, Anabel Vasallos, denunció que su marido fue detenido por un grupo de policías ministeriales que irrumpió en su residencia la noche del martes sin orden judicial alguna. De ahí lo sacaron de forma violenta, acusó.
Según la versión oficial, “un testigo de quien se resguarda su identidad por secrecía de la propia investigación, manifestó haber estado presente en el momento en que el indiciado, en su carácter de líder de la Organización de Transportistas de Chiapas, amenazó de muerte al luchador social, Mariano Abarca Roblero, representante de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema”.
    “Se tiene conocimiento que en diversas ocasiones se registraron confrontaciones entre transportistas adheridos a la organización que representa León Montoya con miembros de la Rema”, agregó la Procuraduría en un comunicado.
Asimismo, reiteró que, según un testigo, durante un bloqueo carretero que realizó la Rema en octubre pasado para impedir el paso de los camiones que transportaban minerales, se registró una confrontación entre León Montoya y Abarca Roblero. Ahí el empresario transportista amenazó al luchador social de causarle daño si seguía metiéndose con el transporte. “En dichas confrontaciones --añadió la PGJ--, León Montoya se hacía acompañar de personas armadas.
Sin embargo, la Rema lamentó que asesinato de Abarca Roblero ser usado para venganzas políticas y personales entre los grupos políticos de Chiapas. Esto, en alusión a las denuncias que presentó el exdiputado federal en contra del gobernador Juan Sabines y de los 40 diputados que integran el gobierno del estado.
Gustavo Castro, miembro de la coordinación de la Rema en Chiapas, señaló que el “escenario” en torno al caso Abarca Roblero “es muy raro”, ya que una de las tres primeras personas capturadas como autoras materiales del homicidio, “fue liberada por influencias políticas”, y ahora un político es detenido por su presunta participación en los hechos.
Aclaró que hasta ahora la Rema no había vinculado al líder transportista con la muerte de Abarca Roblero, ya que carecían de información que les revelara su presencia en la zona de Chicomuselo, el 27 de noviembre del año pasado, cuando fue asesinado el líder del movimiento antiminero.
    Sin embargo, pidió que la investigación del crimen de Abarca Roblero se realice sin sesgos políticos. “De lo contrario, se corre el riesgo de que sea un asesinato más ocurrido en Chiapas y quede en la impunidad”, advirtió.

Comentarios