Riñen policías y perredistas en NL; rechazo al estadio Monterrey

viernes, 22 de enero de 2010

MONTERREY, N.L., 22 de enero (apro).- Militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se enfrentaron a golpes con policías estatales durante una manifestación en el exterior del Congreso del estado, realizada para expresar su rechazo al proyecto de construcción del estadio de futbol Monterrey.
La de los perredistas fue una de las tres manifestaciones que se registraron en el transcurso de la mañana; las otras dos, protagonizadas por sendos grupos que se oponen a la entrega en comodato de 25 hectáreas de zona boscosa en el parque La Pastora, de Guadalupe, donde la empresa Fomento Económico Mexicano (FEMSA) planea edificar dicho estadio.
A las 11 de la mañana, unos 50 simpatizantes del PRD, encabezados por su líder en el estado, Eduardo Arguijo Baldenegro, se plantaron a la entrada del recinto legislativo y fueron contenidos por unos 20 policías que instalaron vallas metálicas para impedirles el paso.
Los manifestantes traían mantas y pancartas en las que pedían que el estadio fuera construido en el municipio de Juárez, no en el de Guadalupe, donde se afectaría, denunciaron, un área natural que debe estar protegida.
Arguijo y las demás personas comenzaron a empujar la valla y la derribaron. Los policías, entonces, tuvieron que agarrarse de los brazos para formar una barrera entre ellos e impedir el paso de los perredistas, varios de los cuales sostuvieron un enfrentamiento a empellones con los elementos policíacos, sin que se reportaran lesionados.
Los inconformes lograron avanzar unos cuantos metros, pero no alcanzaron a entrar al Congreso.
La diputada perredista María Herrera, esposa de Arguijo, salió del edificio a unirse a sus simpatizantes para pedir que los diputados no cedan a la presión del grupo empresarial, dueño del equipo de futbol Rayados.
Simultáneamente, la asociación civil Libertad de un Pueblo se manifestó enfrente de la entrada de la planta baja del mismo inmueble, para protestar por los mismos motivos.
Encabezados por Gregorio Vanegas Garza, dirigente de la agrupación, unos 30 vecinos de Guadalupe hicieron un llamado a los legisladores para que no entreguen el predio sobre el que pasa el río La Silla, el único afluente vivo de la zona metropolitana de Monterrey.
Al mediodía, un grupo de unas 20 personas integrantes del Colectivo Ciudadano en Defensa del Bosque La Pastora se presentó en la Oficialía de Partes del Congreso de Nuevo León para pedirles a los diputados que asumieran la defensa del bosque La Pastora y que se abstuvieran de entregar el predio que afectará 140 hectáreas de zona verde en Guadalupe.
Los activistas, que representaban 10 organizaciones civiles, eran encabezados por los promotores ambientales Ximena Peredo, Liz Sánchez, Claudio Tapia y Antonio Hernández.

Comentarios