Alcalde panista de SLP acusado de homicidio

sábado, 30 de enero de 2010

RIO VERDE, SLP., 30 de enero (apro).- El director de Seguridad Pública de este municipio está detenido y el alcalde panista Hilario Vázquez Solano es señalado como responsable de la muerte del líder social Raúl Robles Medina, quien falleció al ingresar a los separos policíacos tras ser detenido y golpeado por agentes preventivos tras un conflicto durante el proceso de elección de los integrantes del Consejo de desarrollo municipal.

            Robles Medina, un hombre que durante años encabezó el Frente anticorrupción rioverdense para denunciar los actos ilícitos e irregularidades de los gobiernos -particularmente las administraciones municipales locales- fue sepultado hoy en esta ciudad donde ciudadanos, dirigentes partidistas y organizaciones sociales le rindieron un homenaje en la plaza principal.

            El hombre murió a consecuencia de un infarto –según quedó consignado en la autopsia- cuando apenas entraba a los separos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, a donde había sido llevado la noche del jueves por policías que le propinaron una golpiza, según diversos testimonios de quienes lo acompañaban a vigilar la elección de los consejeros de Desarrollo Municipal.

            Rioverde vive hoy un clima de tensión mientras el director de Seguridad Juan Manuel Ávila Juárez y trece de sus elementos involucrados en la detención y golpiza del líder social permanecen detenidos, y el alcalde Hilario Vázquez Solano –quien habría dado la orden de detener al dirigente del Frente anticorrupción- no había dado la cara públicamente para aclarar su responsabilidad en estos hechos.

            Apenas ese jueves por la mañana, el alcalde Vázquez Solano presumía del equipamiento y la próxima instalación de una academia para la policía preventiva. A su lado estaba el director Juan Manuel Ávila, quien explicaba que Rio Verde es uno de los municipios que se prepara en infraestructura policíaca para ingresar a Plataforma México y para cumplir los requisitos del Subsemun (en Subsidio de Seguridad Municipal) a fin de contar con los recursos del programa para la adquisición de equipo, armamento y la capacitación de los elementos.

            Pero esa noche, la agitada celebración de las elecciones para integrar el Consejo de desarrollo municipal derivaron en un enfrentamiento con el dirigente del Frente anticorrupción Raúl Robles, a quien se pretendió acusar de tener en sus manos las urnas de una de las mesas de votación en la calle Quesada, cuando era éste quien denunciaba anomalías en el proceso.

            Los testigos han declarado que desde el momento en que los policías municipales intervinieron y se llevaron a Robles, le propinaron varios golpes, así como que al ingresar a barandilla, el hombre se desvaneció, pues ya iba visiblemente mareado.

            Robles había sufrido dos infartos anteriormente, y en contradicción al dicho de los testigos, el Ministerio Público notificó a sus familiares que fue un infarto el que causó su muerte, además de reportar oficialmente que no mostraba huellas de golpes, según una nota del periódico local Pulso.

            En la capital, el presidente del Partido de la Revolución Democrática Filemón Hilario Flores responsabilizó directamente al alcalde panista Vázquez Solano de ordenar la detención y golpiza al líder social, por los cuestionamientos de éste a su desempeño.

            La ex regidora del PRD Paola Mayo declaró que Robles “se distinguió por denunciar actos de corrupción, nepotismo y demás actos (de ese tipo) de las administraciones panistas…fue un ciudadano que se distinguió por hacer solicitudes de información y denunciar al IFAI y a la CEGAI (Comisión estatal de acceso a la información) que sus peticiones no eran resueltas”.

            “El PRD exige la presencia de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos porque se está atentando contra la libertad de expresión”, reclamó por su parte el dirigente estatal de este partido.      

 

Comentarios