Presentan a dos implicados más en la matanza de familiares de marino

lunes, 4 de enero de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 4  de enero (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) presentó hoy a otros dos presuntos sicarios implicados en la ejecución de familiares del marino, Melquisedet Angulo Córdova, con el que suman siete los sujetos detenidos por la masacre ocurrida el pasado 21 de diciembre en Paraíso, Tabasco.

Se trata de Iván Herrera de la Cruz, El Iván y Xavier Alexis Rivera Valencia, El Cachetón, quienes fueron detenidos, junto con Isaías Hidalgo Sánchez, El Chay, así como Carlos Domínguez Ramos y Eduardo López Tecpin, El Tiburón, confesos de trabajar para Los Zetas como sicarios y “halcones” o vigías.

Herrera de la Cruz y Rivera Valencia reconocieron su participación en el multihomicidio de la madre, tía y dos hermanos de Melquisedet Angulo Córdova, como encargados de la vigilancia de las carreteras tanto federales como vecinales para que escaparan los asesinos.

La PGJE informó que,  el pasado 30 de diciembre, fueron capturados en Chiapas varios integrantes de Los Zetas, entre ellos Geudiel Iván Sánchez Valdez, El Chito y/o El Poblano, quien confesó ser sicario y “halcón” de ese grupo delictivo en Tabasco y la zona norte de Chiapas, principalmente en los municipios Pichucalco, Juárez y Reforma.

Además, Sánchez Valdez declaró que sus jefes le instruyeron realizar recorridos en carreteras federales, estatales y vecinales para avisar sobre retenes policiacos o militares, a fin de que los sicarios de la familia del marino pudieran escapar.

El Chito confesó que la familia Angulo Córdova fue vigilada desde el día del funeral, y que había la orden de ser ejecutada, y que él estuvo revisando el tramo que le correspondió desde las nueve de la noche hasta las tres de la mañana.

Además, confirmó las confesiones de Julio Arturo Acosta Saucedo, El Compadre, y Julio Arturo Acosta Vargas, El Junior, detenidos el 22 de diciembre en el Hotel Real del Lago de Villahermosa, en un operativo posterior a la captura de sus cómplices Yessenia Hernández Valencia, La Ximena, y Azael Jesús García Reyes.

El Compadre y El Junior fueron los encargados de pagar 50 mil pesos a cada uno de los sicarios  que participaron en la matanza.

A partir de la confesión de El Chito, los servicios de inteligencia coordinados del Ejército, fuerzas federales y estatales, implementación un operativos en Villahermosa y el municipio Cárdenas, que derivó en la captura de los otros dos participantes en la muerte de familiares del marino, El Iván y El Cachetón, así como sus cómplices, Isaías Hidalgo Sánchez, El Chay, Carlos Domínguez Ramos y Eduardo López Tecpin, El Tiburón.

El Iván, El Cachetón y El Chay fueron detenidos el pasado sábado  en las inmediaciones de la central de autobuses ADO de Villahermosa, a bordo de una camioneta Equinox, robada, cuando esperaban la llegada de los sicarios. Carlos Domínguez Ramos y Eduardo López Tecpin, El Tiburón, fieron detenidos posteriormente en una casa de seguridad del municipio de Cárdenas.

Con estas informaciones, las autoridades han establecido que en el multihomicidio de la familia de Melquisedet Angulo participaron integrantes de cinco células de Los Zetas, así como toda su estructura y  personas que les proporcionaron los vehículos en que llegaron y escaparon luego de la matanza.

Comentarios