Desaparecen 30 mdp de la alcaldía de Guadalajara

miércoles, 6 de enero de 2010

GUADALAJARA, Jal., 6 de enero (apro).- El alcalde de Guadalajara, Aristóteles Sandoval Díaz, denunció hoy que su predecesor en el cargo, el panista Alfonso Petersen, desapareció 30 millones de pesos del erario, que serían destinados al pago de finquitos.

         En conferencia de prensa, Sandoval Díaz informó que el faltante fue detectado durante la revisión que realiza sobre la documentación del ayuntamiento. Reiteró que no se encuentran por ningún lado los 30 millones de pesos que el anterior gobierno panista autorizó para indemnizar a los empleados que serán despedidos en este arranque de administración.

         Esta partida fue aprobada en la última sesión del ayuntamiento que se llevó a cabo el pasado 23 de diciembre, pero aclaró que el dinero no está en ninguna cuenta bancaria.

“A pesar de que el recurso se aprobó para este ejercicio presupuestal, no está en las arcas. Rascándole a diferentes dependencias vemos que apenas si hay 3 millones 800 mil pesos para ese fin. Del resto no sabemos nada”, afirmó.

         La “desaparición” de dichos recursos retrasará el programa de retiro voluntario, mediante el cual el gobierno municipal busca prescindir de los servicios de mil 200 empleados del ayuntamiento, aunque el alcalde Aristóteles Sandoval negó que exista una lista negra.

         La administración de Alfonso Petersen estuvo marcada por el escándalo: La polémica remodelación del Centro Histórico que enfureció a comerciantes e hizo quebrar a varios de ellos; proyectos de fraccionamientos con inversión mixta entre particulares y ayuntamiento que no prosperaron y la inconclusa remodelación de la avenida Vallarta, la principal de la ciudad, en la que, además de no concluir los trabajos, la empresa contratada se llevó más dinero del que le correspondía.

Sin embargo, el escándalo más sonado fue la cancelación de la Villa Panamericana en el centro de la ciudad. El proyecto fue abortado en septiembre y propició la salida de Petersen, quien se refugió como secretario de Salud del gobierno del estado.

El fideicomiso de la Villa Panamericana será auditado con la intención de detectar irregularidades, luego de que en el 2009 hubo un sobrejercicio de 50 millones de pesos, tal y como lo adelantó apro el 23 de septiembre del año pasado.

Este día en la Presidencia Municipal de Guadalajara fue de caos: Decenas de empleados rondaban por los patios del Palacio, con el fin de hablar con el alcalde. Muchos dicen que hay una lista negra en la que están incluidos los empleados de simpatía panista.

Por otra parte, en Zapopan, el presidente del Comité Municipal del PAN y diputado local Bernardo Guzmán, acusó al nuevo alcalde, el priista Héctor Vielma Ordoñez, de orquestar una “cacería de brujas y llegar con la podadora”. Esto provocó que alrededor de 60 inconformes, bloquearan la céntrica avenida Hidalgo en este municipio.

         “Vielma es un terrorista laboral. Ha despedido injustificadamente a 600 trabajadores hasta el momento”, señaló el líder panista en rueda de prensa. Reveló que se les están ofreciendo a los empleados contratos por 28 días.

“Es hostigamiento y esto va a derivar en demandas laborales que el municipio va a perder y, por lo tanto, se va a derrochar mucho dinero”, advirtió Guzmán.

Comentarios