Desechan pruebas de la periodista herida en la UABJO

martes, 19 de octubre de 2010

OAXACA, Oax., 19 de octubre (apro).- El Juez Segundo de lo Penal, Marcos Esteban León Ramírez, desechó las pruebas que aportó la periodista Ixtli Martínez, sobre la agresión que sufrió cuando cubría una revuelta en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) el 10 de junio pasado.
El juez determinó que las pruebas aportadas por la periodista son “apreciaciones subjetivas”, y descartó llamar a declarar al exrector de la UABJO, Abraham Martínez Alavéz, porque, a su juicio, “no está involucrado”.
La decisión del juez provocó la inconformidad de la reportera, quien recordó que existen videos donde se observa al exrector “y a sus porros” dirigiendo la recuperación de la Facultad de Derecho, el pasado 10 de junio.
Se quejó que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado y el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), unificaron criterios para “exonerar” al exrector Abraham Martínez Alavés de cualquier implicación en los hechos, en los cuales la corresponsal de MVS-Noticias recibió un balazo en la pierna izquierda.
    A igual que sucedió con el caso del periodista Bradley Roland Will, asesinado el 27 de octubre de 2006, las autoridades estatales como la Procuraduría General de la República pretende “reservar” el caso para ya no investigar más, dijo Ixtli Martínez.
“El gobierno sigue actuando como siempre, de manera parcial; no hay ningún interés en resolver la situación, el caso está como en un principio. Siempre que se escandaliza intentan detener a alguien, aunque luego le limpien su expediente para después liberarlo y decir que ya cumplieron, pero no hay una investigación real”, insistió.
La periodista explicó que una visitadora de la Comisión Nacional de Derechos Humanos observó que en la Procuraduría de Justicia del estado no hubo una investigación real, ni siquiera se hizo un peritaje de balística; no se hizo una reconstrucción de hechos. Incluso, agregó, no hay una denuncia de parte del rector de la UABJO, Rafael Torres Valdés, para investigar quiénes eran los “porros” y por qué iban armados.
Señaló que la protesta que encabezó el rector Rafael Torres Valdez para repudiar las constantes agresiones contra la Universidad y exigir castigo para “porros y agitadores”, sólo fue una “faramalla” porque, agregó, “en el terreno de los hechos los protege”. Incluso, señaló que Martínez Alavés se jacta de que Torres Valdez le debe a él la rectoría de la UABJO.
Anunció que el próximo viernes entregará más pruebas para evitar que el caso sea enviado a la reserva, como lo pretende hacer la Procuraduría General de la República (PGR).
“Es evidente que lo único que hizo la Procuraduría es detener a uno de sus porros (Salvador Hernández, alias El Taquero) para que no se escandalizara más con el caso, pero no hubo investigación alguna”, insistió.
Ixtli Martínez, adelantó que recurrirá a instancias nacionales e internacionales para que este tipo de delitos no queden impunes.