Gobernador de Nuevo León veta a reporteros del semanario Ronda

martes, 19 de octubre de 2010

MONTERREY, NL, 19 de octubre (apro).- Escoltas y colaboradores del gobernador Rodrigo Medina de la Cruz impidieron --“por instrucciones superiores”-- el acceso a un acto público a reporteros, fotógrafos y camarógrafos de la revista semanal Ronda.
    Luego de que el semanario de distribución regional y especializado en asuntos políticos y culturales, cuestionara al mandatario priista, en una conferencia de prensa, sobre su eventual renuncia ante el clima de inseguridad, el coordinador de prensa estatal, Daniel de León, dijo a la reportera Rocío Hernández que tenían prohibido el acceso a los actos públicos y que, de hacerlo, serían retirados por la policía.
    El pasado 9 de octubre, un día después que perdiera la vida en una balacera la universitaria Lucila Quintanilla Ocaña, el gobernador Rodrigo Medina convocó a una conferencia de prensa en la sede de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).
    Luego de expresar su postura sobre los hechos de violencia, Medina de la Cruz fue cuestionado sobre la posibilidad de su renuncia, pues organismos civiles de la entidad y editorialistas de medios nacionales habían exigido o ventilado la viabilidad de su dimisión.
    Medina dijo que no se va y que su gobierno “no se distrae con cuestiones políticas ni en conspiraciones falsas. Estamos trabajando de manera muy estrecha con la Federación y, dicho también por las autoridades federales, Nuevo León también se ha constituido en este clima difícil (de inseguridad)”.
    En su edición 400 del pasado viernes 15, Ronda publicó un texto en el que dejó entrever la posibilidad de que Rodrigo Medina dimitiera; el texto recogió las voces de empresarios y organismos ciudadanos que, en determinados momentos y circunstancias, han exigido la renuncia del mandatario o que, incluso, la promueven a través de adeptos en las redes sociales.
    Este martes, alrededor de las diez de la mañana, Medina de la Cruz, encabezaba una entrega de reconocimientos a la calidad por la educación, en el centro de convenciones Cintermex, de esta ciudad, cuando su personal de seguridad impidió el paso a los comunicadores.
    Los comunicadores de Ronda, encabezados por Rocío Hernández, pudieron evadir el bloqueo e ingresar al evento, pero cuando se aproximaban al gobernador, quien era abordado por los demás reporteros de la fuente, se interpusieron los guardaespaldas de Medina de la Cruz.
    Fue entonces cuando Daniel de León, el coordinador de prensa del gobierno estatal, amenazó:
    “Evítense la pena de ser retirados por la policía. Por instrucciones superiores tienen prohibido el acceso, hasta que hable con Gerardo Hernández”, el director de Ronda.
    Ante los hechos, Gerardo Hernández dijo a Apro que interpondría una queja ante el ombudsman y otros organismos defensores de derechos humanos, pues la exclusión constituye un ataque a la libertad de expresión y al derecho a la información.
    “Sabemos que Rodrigo Medina es un joven sin muchos conocimientos, inmaduro, que no entiende de garantías. Sin embargo, la ignorancia de la ley no lo exime de responsabilidad, tanto más cuanto se trata del gobernador de un estado.
    “Pedimos la solidaridad de los compañeros periodistas para que hagan ver al gobernador Medina su error, su apuesta por un retroceso en la libertad de expresión de varias décadas”.
    Hasta el cierre de esta edición, el gobierno del estado no había justificado la exclusión de los comunicadores de Ronda.

Comentarios