Reabren debate sobre cobro de tenencia en Colima

lunes, 25 de octubre de 2010

COLIMA, Col., 25 de octubre (apro).- Ante el riesgo de una impugnación por parte de los diputados del PAN, la mayoría priísta en el Congreso local detuvo los trámites de promulgación del dictamen del cobro del impuesto a la tenencia vehicular y anunció que repondrá el procedimiento de aprobación de esa medida.

Luego de que las bancadas del PRI y Nueva Alianza sacaron adelante el dictamen en la sesión del pasado lunes, el diputado Raymundo González Saldaña, dirigente estatal del PAN, dijo que la decisión podría ser combatida legalmente por la presunta violación del reglamento del Congreso local al adelantar una sesión que estaba convocada para el día siguiente.

Aunque el gobierno estatal y el PRI argumentaron que la disposición legal aprobada subsidia el pago total de la tenencia a los propietarios de automóviles con valor menor a 125 mil pesos y aplica diversos descuentos en los casos de vehículos de mayor precio, el PAN, el PRD y el PT --agrupados en el Frente Político de Colima-- exigen la eliminación total del gravamen.

En sesión realizada esta tarde, el Congreso del estado aprobó un punto de acuerdo promovido por la bancada del PRI para no enviar al Ejecutivo el decreto y que éste no se publique ni se promulgue en el Periódico Oficial del Estado.

La coordinadora de la fracción priísta, Itzel Ríos de la Mora, señaló que, aunque los diputados del PRI y Nueva Alianza tienen la certeza de que la ley otorga facultades a la Comisión de Gobierno Interno y al presidente de la Mesa Directiva para adelantar las sesiones previamente convocadas, se acordó reiniciar el procedimiento legislativo “con el fin de no poner en riesgo los beneficios a favor de los propietarios de vehículos con el subsidio a la tenencia ante una eventual impugnación, que puede dar lugar a interpretaciones distintas de los tribunales federales”.

Señaló que el reinicio del proceso legislativo servirá también para generar el debate entre los grupos parlamentarios en el Congreso local, en espera de que los 25 diputados argumenten en tribuna y de manera civilizada sus posiciones, sean éstas a favor o en contra.