Hermano de funcionaria de Segob, en el negocio de los costales en Tabasco

martes, 5 de octubre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 5 de octubre (apro).- En medio de la tragedia que viven más de 190 mil tabasqueños, Eduardo Gurza Jaidar, hermano de la coordinadora de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob), Laura Gurza, le entró de lleno al millonario negocio de la floreciente “industria del costal”.
La empresa denominada Consorcio Creto S.A. de C.V., de la que es director general Eduardo Gurza, forma parte de la lista de 44 compañías contratadas por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que colocan costales de arena en márgenes de ríos, para impedir mayores inundaciones en la entidad, principalmente en esta capital.
De acuerdo con el último reporte de la Conagua, difundido el pasado fin de semana, la longitud de la costalera en márgenes del río Carrizal, Grijalva y Viejo Mezcalapa para proteger Villahermosa y zona conurbada suma ya 59.3 kilómetros, con una altura de entre un metro y metro y medio.
Adicionalmente, se colocaron dos kilómetros de costales en el municipio de  Balancán, 1.5 en Emiliano Zapata, 1.5 en Jonuta y 1.5 en Tenosique, así como 1.3 kilómetros en los márgenes del río Samaria, por lo que la suma total de la costalera rebasa los 67 kilómetros.
De acuerdo con declaraciones del delegado de la Conagua, Jorge Octavio Mijangos, el presupuesto para la colocación y supervisión de la costalera sobrepasa los 300 millones de pesos.
Consorcio Creto S.A. de C.V., fundada el 8 de mayo de 2009, figura en la lista de la Conagua, en la que también aparece Aliam, S.A de C.V., del grupo al que pertenece la compañía Riviera Olmeca Construcciones S.A. de C.V., sancionada el año pasado por no señalar las irregularidades que se presentaron en el desazolve de drenes del Plan Chontalpa en 2009, que le tocó supervisar.
Por estos hechos, el Órgano de Control Interno (OCI) de la Conagua abrió una investigación contra el entonces director local, Omar Komukai Puga, y el subdirector de Infraestructura Agrícola de la dependencia, Luis Martínez Platas, quienes incurrieron en presuntas  irregularidades, como el pago por adelantado de obras de dragado de drenes y arroyos en La Chontalpa, que no se hicieron y contribuyeron a la inundación de octubre y noviembre de 2009 en esa zona.
           Los funcionarios celebraron 11 contratos –10 de obra y uno de supervisión– por un monto de 86.4 millones de pesos, con un periodo de ejecución de un mes (del 16 de febrero al 17 de marzo de 2009). Las obras fueron pagadas por adelantado, pero no se realizaron, y algunas se concluyeron un año después.  
          El coordinador parlamentario del PRD y presidente de la Comisión de Obras Públicas del Congreso, Juan José Martínez Pérez, refirió que un grupo de constructores le informaron que, pese a la sanción, el grupo Aliam- Riviera Olmeca Construcciones siguió supervisando obras de la Conagua y ahora de la costalera.
Sin embargo, le quitaron 50% de la supervisión para otorgársela a la compañía Consorcio Creto, del hermano de la coordinadora general de Protección Civil de la secretaría de Gobernación, Laura Gurza Jaidar.
“Ya no sorprende. Es una muestra más del tráfico de influencias e influyentismo que priva en la asignación de contratos en la Conagua”, sostuvo en entrevista para Apro.
    Y afirmó que el supuesto funcionario “clave” en la entrega de contratos de la Conagua, a cambio de recibir presuntos “diezmos” y prebendas, el es ingeniero Carlos R. Ojeda Luna, a cargo del Control Técnico y Contratación de Obra Pública de la dirección local de la dependencia federal.  
      

Pleito Gurza-Granier
    
En noviembre 2009, Laura Gurza y el gobernador Andrés Granier sostuvieron un ríspido enfrentamiento verbal por el número de damnificados en la región de La Chontalpa.
El mandatario estatal sostenía que había 200 mil afectados y Laura Gurza que sólo eran 40 mil, y dejó ver que si el gobernador inflaba las cifras era para conseguir mayor presupuesto para 2010.
--El gobernador Granier ha señalado que hay 200 mil damnificados y que todo el Estado de Tabasco está afectado ¿qué opinión le merece esto?, se le preguntó entonces a la funcionaria federal en gira por Querétaro.
 
             --Hay en este momento toda una discusión en torno al presupuesto, quizás es un asunto de estrategia, no lo sé, pero yo le diría que definitivamente no todo Tabasco es desastre. Me da pena contradecir al gobernador.
           “No está en crisis todo el estado, no es, ni por accidente, comparativo con el 2007. La emergencia en 2007, que abrazó 70% de la población aproximadamente y que se concentra en la zona del municipio de Centro y toda su zona conurbada, fue la emergencia más grande, y ésta no se compara”, expuso.
           Granier Melo replicó: “Yo nada más digo que si no nos creen que los vengan a contar. Hay 200 mil tabasqueños que necesitan comer. Lo que pasa es que en los escritorios las cuentas son unas y en la realidad las cuentas son otras”.  
A casi un año de aquellas diferencias, el hermano de la coordinadora de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Eduardo Gurza Jaidar, le entró al negocio de la floreciente “Industria del Costal”, sin discrepancias ahora sobre el número de damnificados.

Comentarios