Sin atención, más de 180 mil damnificados en Tabasco

miércoles, 6 de octubre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 6 de octubre (apro).- El Sistema Estatal de Protección Civil reportó hoy que el número de damnificados por las inundaciones es de 198 mil 501 personas, de los cuales sólo 10 mil 257 son atendidos en albergues.
    Además, las pérdidas materiales que han dejado 50 días de lluvias superan los siete mil millones de pesos.
En su reporte de este miércoles, Protección Civil informó que las escasas lluvias de las últimas 48 horas han permitido ligeros descensos en los ríos, aunque varios sistemas lagunares rebasaron su capacidad y han originado más inundaciones.
    Roberto López Romero, titular del organismo, explicó que el número de afectados se incrementó porque los sistemas lagunares de las zonas de Parrilla y La Isla, aunado a los desbordamientos de hace días de los ríos Carrizal y de La Sierra, inundaron más asentamientos.
    A la par, dijo, se avanza en la evacuación de 14 mil 970 habitantes de las rancherías Lázaro Cárdenas, Plátano y Cacao, Anacleto Canabal y González, en la periferia de esta capital, donde hay un avance de 43% en el desalojo.
Gilberto Segovia Quintero, vocero local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), dijo que el cauce de los ríos registra bajas significativas, aunque se mantienen en sus niveles críticos.
    Reportó que el Grijalva bajó 9 centímetros y 15 el Usumacinta; el Carrizal descendió 4 centímetros; 8, el Samaria; 2, el Puyacatengo;  12, el Tacotalpa; y 16, el Puxcatán.
    Explicó que continúa la extracción de 2,450 metros cúbicos de agua por segundo de la presa Peñitas, lográndose con esto, bajar un punto porcentual el contenido del Sistema de Embalses del Alto Grijalva, lo que representa cantidades enormes de agua que están bajando a la planicie tabasqueña.
Por su parte, Máximo Moscoso Pintado, subsecretario de Asuntos Religiosos del Gobierno del estado, informó que de las más de cinco mil iglesias de todas las denominaciones que tienen edificios en la entidad, 594 se encuentran inundadas, de las cuales 162 son evangélicas y 432 católicas.
    Dijo que se han abierto 25 refugios temporales en diversas iglesias y templos, donde se atienden a 2 mil 259 personas.
    Las inundaciones también han pegado duro al sector restaurantero en esta capital.
    El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Miguel Chablé Córdova, informó que las ventas en este sector se han desplomado en 85%.
    “No podemos soportar más la situación; hasta hace una semana estábamos con una baja de 80% en las ventas, y ahora vamos en 85%”, lamentó.  
    Además, dijo, tienen problemas para adquirir insumos básicos como verduras, pues los precios se han duplicado: “Ahorita la caja de tomate está en 250 pesos, cuando estaba en 125 pesos”, reprochó.  
    Demandó a los gobiernos federal y estatal otorgar créditos blandos para solventar compromisos económicos contraídos, como el pago a proveedores y nómina de los trabajadores.
    Advirtió que en caso de no recibir estos apoyos, la próxima quincena comenzarán a dar de baja a por lo menos 20% de su plantilla laboral.