Exigen a la Conagua frenar la construcción de la presa El Zapotillo

miércoles, 10 de noviembre de 2010

GUADALAJARA, Jal., 10 de noviembre (apro).- Opositores al proyecto de la presa de El Zapotillo marcharon hoy en las calles de esta ciudad para exigir a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el gobierno estatal den marcha atrás a ese plan hídrico porque, advirtieron que inundaría Temacapulín y dos poblaciones más.

Según los organizadores, movilizaciones simultáneas se llevaron a cabo en al menos 18 países en respaldo de los pobladores de Temacapulín, Palmarejo y Acasico.

En el caso de Guadalajara, dijeron, se registraron roces entre policías y participantes en la marcha, aunque no hubo detenidos.

Unos 300 manifestantes, que enarbolaban la Virgen de los Remedios, marcharon por la avenida Juárez e Hidalgo hasta llegar a palacio de gobierno.

Sin embargo, encontraron cerradas las puertas del recinto y también se les impidió ocupar el kiosco de la plaza de armas; en ese momento se desató la zacapela en la que algunos habitantes fueron empujados o sacados a jalones por los guardias.

Incluso, la diputada perredista Olga Araceli Gómez Flores sufrió leves lesiones por el avance de los policías.

Luego los inconformes optaron por cerrar el cruce de la avenida 16 de Septiembre y Juárez por unos 40 minutos, desquiciando el flujo vehicular.

Exigieron entrevistarse con el gobernador, el panista Emilio González Márquez, quien se encontraba en la Ciudad de México donde acudió a gestionar recursos para la línea dos del Macrobús.

El activista Marco Von Borstel, del Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario (Imdec), comentó a Apro: “Si no los recibe el gobernador, la gente no se va a ir de aquí. En 2008, prometió que visitaría Temaca y escucharía a los  habitantes en tres meses. No cumplió, ya van dos años y no nos escucha”.

Además, habitantes de Temacapulín mantienen desde hace dos días un plantón en el predio conocido como Talicoyunque para impedir que el gobierno de Jalisco siga construyendo un centro poblacional en el que presuntamente se reubicará a los pobladores en caso de construirse el controvertido embalse.

Las autoridades trabajan en la obra a pesar de que, el 15 de diciembre del 2009, la Quinta Sala Unitaria del Tribunal Administrativo de Jalisco ordenó suspender las obras, según el expediente 319/2009.

“El plantón en Talicoyunque seguirá hasta que haya solución”, explicó Von Borstel.

 Los afectados y los activistas exigen la cancelación definitiva de la presa El Zapotillo y que se abra un proceso de consulta entre la comunidad científica para buscar una alternativa para el abasto de agua.

Exigen además que cese el hostigamiento a las comunidades y que se acate la suspensión otorgada por el Tribunal Administrativo y también que se cumpla la recomendación 35/2009 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en el sentido de que se cancele la obra de la presa por atentar a los derechos de los pobladores.

De acuerdo con el Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario (IMDEC), este día también se reportaron movilizaciones en Turquía, India, Irán, Sudáfrica, Kenia, Australia, Alemania, España, Brasil, Colombia, Panamá, Costa Rica, Canadá, Chile, Argentina, El Salvador y Perú, así como en las ciudades estadunidenses de Los Ángeles y San Francisco.

Además, se sumaron a las acciones activistas de Monterrey, Nuevo León; Tijuana, Baja California; Distrito Federal; León, Guanajuato, y San Cristóbal de las Casas, en Chiapas.

Cabe destacar que, en octubre pasado, Temacapulín fue sede del Tercer Encuentro Mundial de Afectados por las Presas.

 

Comentarios