Diputados ponen candados al gasto en Jalisco

jueves, 18 de noviembre de 2010

GUADALAJARA, Jal. 18 de noviembre (apro).- El Congreso local aprobó este jueves un dictamen que modifica diversos artículos de la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público de Jalisco, encaminados a eliminar el gasto discrecional del gobernador Emilio González Márquez.

La iniciativa, presentada por la presidenta de la Comisión de Hacienda, la priista Patricia Retamoza Vega, fue aprobada con 22 votos de los diputados del PRI, PRD y PVEM. En contra votaron los 16 legisladores de Acción Nacional.

El coordinador de la bancada priista, Roberto Marrufo, afirmó que “en cuatro años el gobierno de Jalisco ha ejercido sin control 38 mil millones de pesos, pero con este dictamen se pondrá fin a ese desorden, ese despilfarro”.

         No obstante, el presidente de la Junta de Coordinación Política, el perredista Raúl Vargas López, dijo que temen que González Márquez vete la nueva ley, dado que la Constitución local le otorga esa atribución.

Además, lamentó que ni el gobernador ni sus representantes participaran en las discusiones para reformar la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público. “De su parte solamente encontramos desdén e ignorancia del secretario de Finanzas (Martín Mendoza López), que incluso declaró que de prosperar este proyecto se generaría parálisis en el estado”, dijo.

Según Vargas López, este año el ejercicio presupuestal “se dará por arriba de 71 mil millones de pesos, pero esta soberanía sólo le aprobó 61 mil. Entonces, ¿qué pasó con esos recursos, dónde y con qué criterios se ejercieron?”.

Por su parte, la panista Margarita Licea reprochó en tribuna que la bancada de su partido no conoció las modificaciones a la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público, y nunca se les tomó en cuenta en la elaboración de las mismas.

 “Fue un trabajo acelerado y no se cumplió con los requisitos de ley. No hubo razonamiento. Nos dieron a conocer las modificaciones apenas hoy, de manera que ningún panista tuvo ese conocimiento. Esto fue violatorio porque el PRI, junto con los otros partidos, usó la aplanadora y eso no se vale, por eso votamos en contra”, añadió Licea.

Su compañero de bancada, Héctor Álvarez Contreras, señaló que él no está de acuerdo con el manejo discrecional del gobernador, pero el Congreso local no tiene la calidad moral para cuestionar a nadie, dado que también ha tenido un manejo deficiente de los recursos y ha sido opaco.

“(Los diputados) Le jalamos las orejas a todo mundo amparados en un fuero. Critican que el gobernador no haya atendido dos invitaciones, pero ni siquiera nos informan cómo se manejan los recursos internos del Congreso, no ha habido respuesta”.

Y agregó: “Aquí ya no tenemos dinero para aguinaldos ni pensiones, y ahora resulta que de los 536 millones presupuestados para el 2011, ya debemos la mitad. Hubo traspasos de partidas y partidas sin avisar al pleno, por lo que aquí también hay discrecionalidad”.

Luego remató: “No se den baños de pureza, no tenemos calidad moral para tirar la piedra. Y que quede claro: no defiendo al gobernador”.

En respuesta a los señalamientos del panista, Raúl Vargas asestó: “(Álvarez) Sólo obedece a su jefe político (Emilio Gozález) y se sale por la tangente”.

De acuerdo con las reformas a la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público, todas las erogaciones deberán cubrirse con los ingresos previstos “para guardar equilibro presupuestal”.

Además, el gobernador no podrá exceder del 30 % de la partida de servicios personales para contratar servicios por honorarios, y en caso de que así sea, los diputados deberán aprobar esas contrataciones.

La nueva ley también obliga al gobernador a entregar cada tres meses informes financieros, y en caso de haber excedentes deberá notificarlos al congreso. Asimismo, serán los legisladores quienes aprueben erogaciones no autorizadas.

Comentarios