Detienen en Chiapas a siete indígenas por presuntos nexos con el narco

martes, 2 de noviembre de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 2 de noviembre (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) dio a conocer hoy la detención de de siete indígenas de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp) por presuntos nexos con el narcotráfico.

Después de conocer ese hecho, diversas organizaciones sociales y campesinas denunciaron que la captura obedece a intereses políticos y represivos del gobierno de Chiapas.

En un comunicado, la PGJ informó que la captura se llevó a cabo el pasado 29 de octubre, durante un operativo en el municipio de Pueblo Nuevo Solistahuacán, donde se les aseguraron “armas, drogas y vehículos”.

Además, detalló que la organización “enmascarada en supuesta lucha social indígena mantenía vínculos con el grupo criminal de Los Zetas y la banda de Los Pelones”.

Según la PGJ, “las investigaciones revelaron que la Cocyp se dedica al tráfico de enervantes y el secuestro de personas, entre otros delitos, aunque se dice organización social”.

Los detenidos SON Braulio Bautista Gómez, El Pelón, quien reveló ser el líder de la banda delictiva de Los Pelones; Juan Gómez Gómez, José Luis Bautista López, Juan Bautista Hernández, Luis Bautista Gómez, Froylán Díaz Díaz y Alfonso Sánchez Hernández.

Guillermo Hernández, uno de los líderes de la Cocyp en la región, manifestó su temor de que la PGJ pretenda detener a otros dirigentes de su organización y representantes de los distintos barrios de Pueblo Nuevo Solistahuacán.

Consideró que la detención responde a intereses políticos, debido a que su organización no está “alineada” a los dictados del gobierno del estado.

“Es grave que estas acusaciones tengan un móvil político”, lamentó el dirigente.

Dijo que el operativo del sábado les hizo recordar las “graves acusaciones” hechas contra los líderes de la Organización Campesina Emiliano Zapata-Región Carranza, a quienes el gobierno de Chiapas, a través de la PGJ, los acusó de ser miembros del Ejército Popular Revolucionario (EPR), de estar ligados al EZLN, a Los Zetas, y de traficar con armas, drogas e indocumentados. Sin embargo, terminó por liberarlos.

Para el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), esta acción del gobierno de Chiapas forma se enmarca en contexto de represión que tiene como fin “limpiar” al estado de grupos disidentes.

Comentarios