Denuncian amenaza de muerte contra activista del Frayba

miércoles, 24 de noviembre de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 24 de noviembre (apro).- El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) alertó de una amenaza de muerte proferida en contra de integrantes de ese organismo no gubernamental.
En un llamado urgente, el Frayba dijo que tuvo conocimiento de nuevos actos, ocurridos en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, que ponen en riesgo la vida y la integridad de la activista Margarita Guadalupe Martínez e integrantes de esa ONG.
“El día de hoy, después de haber sostenido una entrevista con un funcionario de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, me dirigí a un café ubicado en la zona centro de esta ciudad para comer algo”, contó Margarita Martínez.
Indicó que al salir del establecimiento buscó a la persona que tiene asignada de custodia, ya que cuenta con medidas precautorias recomendadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero no la encontró, por lo que caminó una calle y fue ahí donde fue interceptada por dos personas, una a bordo de una camioneta Ranger blanca sin placas de circulación, y el otro a pie: “Este último me indicó que caminara dos cuadras porque ahí encontraría a una persona que me daría indicaciones”.
La activista relató al Frayba: “Camine al lugar indicado, pues me amenazaron de muerte si no cumplía los pasos, y al llegar ahí una persona me entregó un papel con letras recortadas de papel periódico, en el que se advierte: ‘Diego en tus/ manos está la vida / de esta familia / enfrentarás cargos / Defensores la verga/ son unos pinches culeros de mierda, solo andan desestabilizando al estado, justifican sus gastos según a favor de los más necesitados a favor de la justicia, que justicia ni que la madre justicia, mi verga’”.
Margarita Martínez agregó que le pidieron transmitiera otras amenazas más a los integrantes del Frayba, y le indicaron caminar un par de cuadras más, tomar un taxi y dirigirse al panteón municipal “para que puedas platicar con tus muertitos, porque ya pronto te vas a encontrar con ellos”.
La defensora de derechos estuvo todo ese tiempo vigilada por el tripulante de la camioneta blanca para que cumpliera el recorrido que le habían indicado; sin embargo, al llegar al centro de la ciudad, y debido el tráfico vehicular, logra perder de vista a sus agresores, arribando poco después a las instalaciones del Frayba.
Por su parte, “el policía responsable de la seguridad de la activista indicó que en ningún momento se alejó del café en donde se encontraba Margarita, argumentando que estuvo vigilando las puertas del local y que en ningún momento vio salir a Margarita”.

mav
-fin

Comentarios