Miguel Alonso acusa a Amalia García de irregularidades financieras

jueves, 25 de noviembre de 2010

ZACATECAS, Zac., 25 de noviembre (apro).- El gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes negó que esté orquestando un linchamiento o una revancha política contra su antecesora, la perredista Amalia García, ya que, alegó, la exgobernadora “actuó al margen de la ley”.

Alonso Reyes afirmó que las presuntas irregularidades encontradas por la Contraloría interna sí ocasionaron un quebranto del erario estatal, cuyas consecuencias está padeciendo la actual administración.

“No puedo, como gobernador de Zacatecas, actuar con un criterio personal o discrecional y decir que en este caso vamos a disculpar o en este caso sí aplicaremos la ley; la ley es de observancia general y no se puede hacer distingos… lo que surgió de esta revisión de préstamos y de una serie de cosas, son cuestiones que se hicieron al margen de la ley”, expresó en una entrevista.

El gobernador priista respondió así a la carta pública que ayer por la tarde dio a conocer Amalia García Medina en la Ciudad de México y que hoy publicó en periódicos del Distrito Federal.

En su carta, la exgobernadora rechazó los resultados del informe presentado por el contralor Guillermo Huizar que arrojan anomalías y posibles delitos en los últimos meses de su sexenio, y que involucran recursos por más de 2 mil millones de pesos.

García Medina aseguró ser víctima, junto con sus colaboradores, de una “cacería de brujas” y de un “afán de linchamiento político”, de lo cual acusó a su sucesor Alonso Reyes y al contralor Huizar; y aunque no desmintió el contenido del informe, afirmó que “se aclararán” los señalamientos del mismo.

Incluso, García Medina todavía acusó a su sucesor de utilizar este informe como una “cortina de humo” para ocultar “la creciente inseguridad que vive el estado”, donde fue la titular del Poder Ejecutivo en los últimos seis años, hasta mediados de septiembre pasado.

Esta mañana, al ser interrogado sobre la reacción de la exgobernadora, Miguel Alonso Reyes dijo que aún no ha recibido la carta que García Medina anunció que le haría llegar, aunque la conoció por los medios de comunicación. “Está en su derecho de enviarla”, así como de atender las observaciones resultado de la revisión financiera, una vez que ella y sus excolaboradores sean notificados, aclaró.

“No existe ningún tipo de persecución, ni linchamiento, ni cacería, simplemente lo que existe es una serie de quebrantos patrimoniales, situaciones que la Contraloría ha presentado y que estarán en apego a la legalidad… no hay nada personal ni ninguna situación de carácter partidista”, aseveró Miguel Alonso.

También negó que se trate de una persecución personal, sino de los problemas financieros que presenta la administración estatal “por la toma de decisiones y acciones gubernamentales” emprendidas por García Medina, “que nos generaron este tipo de consecuencias y secuelas que, financieramente, están generando un quebranto al erario del estado”.

Incluso, recordó que en la presentación del informe no se dieron nombres de los funcionarios que podrían tener responsabilidades de tipo administrativo o penal.

“Se manejó una exposición de documentos, de expedientes, de pruebas y yo le he indicado al contralor, quien tiene mi confianza, que lo haga con estricto apego a la ley, que no haya ningún otro tipo de manejos”, precisó..

Alonso Reyes insistió también en que actualmente el estado vive “un momento financieramente muy delicado”, por el quebranto económico que se atribuye al gobierno de Amalia García.

Finalmente, Miguel Alonso aseguró que no tiene intenciones de perder los seis años en sostener un pleito mediático con su antecesora, como ocurrió entre ésta y el actual senador petista Ricardo Monreal Ávila.

“Quizá haya generado tanto aspaviento a nivel estatal y nacional, porque no existen precedentes recientes de que se aplique la ley; casi siempre son las componendas, los arreglos, lo que deriva que no pase nada, y creo que los ciudadanos ya no creen en las autoridades cuando no se actúa”, destacó.

Por ello, aseguró, en este caso se quiere fijar un precedente que además servirá para los integrantes de su equipo.

“Qué bueno que en este momento se están generando precedentes que aplican al pasado, pero que también aplicarán al presente y al futuro”.

En tanto, por medio de un comunicado, el contralor interno del estado, Guillermo Huizar, también respondió a los señalamientos que hizo la exgobernadora Amalia García en la rueda de prensa en la que fue acompañada por el dirigente del PRD Jesús Ortega.

Huizar aclaró que la auditoría fue “un ejercicio técnico, no político”; que en su informe no responsabilizó a ningún funcionario en específico, y acusó a la exgobernadora de manipular la información sobre la deuda adquirida por 300 pesos con Banamex, que debió liquidar el 25 de agosto de este año y no lo hizo.

“Como no se pagó en el tiempo pactado, sí constituye deuda pública que debió contar con la aprobación del Congreso del estado”, insistió el contralor, quien también aclaró que la dependencia no cuestiona los programas sociales “que dice haber aplicado la administración de Amalia Dolores García”, sino que se remarca “la inobservancia de la ley para la asignación de los contratos” de tales programas.

Comentarios