Somete gobierno de NL a empleados a pruebas de VIH

miércoles, 1 de diciembre de 2010

MONTERREY, NL, 1 de diciembre (apro).- En el marco del día mundial de la lucha contra el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), Mario Rodríguez Platas, presidente de la asociación Diversitas, que protege a minorías sexuales y batalla contra la segregación de los seropositivos, consideró insuficientes los esfuerzos del gobierno estatal en el combate a la pandemia.

El frente más amplio contra la propagación del VIH/sida, señaló, lo tienen las ONG que se encargan de difundir campañas y de pelear para que se reduzca la discriminación.

El activista denunció que “la lucha que están haciendo las organizaciones civiles actualmente en el asunto del sida es erradicar la discriminación que es, quizás, más dañina que la enfermedad, porque cuando un empleador sabe que un trabajador tiene VIH, lo corre”.

El gobierno priista de Nuevo León, sostuvo, mantiene una postura ambivalente.

Por un lado, se unió a la causa y el martes por la noche iluminó de rojo el palacio estatal para conmemorar la lucha contra el sida instituida por Naciones Unidas desde 1988.

Sin embargo, por otra parte, incurre ocasionalmente en acciones discriminatorias y violatorias a los derechos humanos en las contrataciones de personal, pues en el reclutamiento someten a pruebas de la enfermedad a los candidatos sin su consentimiento.

Cabe destacar que este año el Consejo Estatal Para la Prevención y Control del Sida (Coesida) tuvo un presupuesto de 50 millones de pesos, cantidad insuficiente frente a la magnitud del problema.

Rodríguez Platas deploró que “por un lado está lo que quieren hacer las autoridades de Salud y por otra lo que le permiten hacer las resistencias a sus intenciones. Sí hay ganas pero falta ser más proactivos, que inyecten más recursos. Con esos 50 millones de pesos para este año, Coesida prácticamente no puede hacer nada”.

Como ejemplo, señaló que según sus estimaciones, un enfermo con VIH requiere 15 mil pesos mensuales para su atención.

 

En NL, “tendencia a la baja”

 

En entrevista, Genaro Leal Martínez, secretario técnico de Coesida, explica que de los 50 millones presupuestados, 41 millones son para medicinas y el resto es para campañas de prevención y atención al problema.

Informa que el presupuesto estatal del 2011 prevé un incremento de 10% para Coesida, dependencia con seis trabajadores adscritos a la Secretaría de Salud en el Estado (SSE).

La entidad se ubica, aclara, dentro de la media nacional con 102 casos de pacientes con VIH y sida registrados hasta septiembre de este año.

Sin embargo, la tendencia en Nuevo León va a la baja, con 226 casos en el 2009, 307 en el 2008 y 349 en el 2007. El sistema de salud estatal tiene mil 18 pacientes en tratamiento y 140 en vigilancia.

Según datos proporcionados por la SSE, en México hay actualmente unos 220 mil pacientes infectados con el VIH y enfermos de sida.

Destacar que los esfuerzos preventivos de Coesida son difundidos a la población en general pero con campañas de reforzamiento entre los grupos más vulnerables, que son los hombres que tienen sexo con hombres, las trabajadoras sexuales y los adictos a las drogas.

“También estamos haciendo labor entre los jóvenes en secundarias, preparatorias, escuelas técnicas, universidades, les damos mucha información. Les hablamos del uso del condón, sobre sexualidad”, señala Genaro Leal en conversación telefónica.

“Queremos enfatizar mucho en las mujeres embarazadas, que se hagan exámenes para detectar si tienen VIH. Si lo sabemos --y con cierto tratamiento--, podemos evitar en 80% que el niño nazca con la enfermedad. Tenemos que ser reiterativos porque es muy injusto que nazca un niño encadenado de por vida a un tratamiento cuando se pudo prevenir esto”, señala.

El funcionario reconoce que en Nuevo León las autoridades de salud tienen que mantener una lucha constante en contra de la discriminación, arraigada en la cultura de la sociedad.

“Hay que luchar contra la discriminación y la homofobia. Nos falta mucho en este aspecto porque esto está muy arraigado, hay mucha discriminación por pobreza, cultura, sexo, género y por el VIH. Tenemos que seguir trabajando, pero entre más participativa e incluyente sea la sociedad, podemos revertir todo eso”, afirma.

El martes pasado, el Congreso local por vez primera en su historia abrió un espacio solemne para conmemorar el día mundial de la lucha contra el sida, con un mensaje a la ciudadanía para concientizar sobre el problema y la entrega de reconocimientos a organismos civiles.

La diputada Alicia Hernández Olivares, presidenta de la Comisión de Salud y Apoyo a Grupos Vulnerables, entregó reconocimientos por su activismo a representantes de las organizaciones civiles El Roble, GESS, Comunidad Metropolitana, Explorate y Coesida.

En el evento, la legisladora priista destacó: “No debemos bajar la guardia en cuanto a la educación para la prevención, toda vez que es nuestra principal arma para erradicar la discriminación y la ignorancia, mismas que siguen siendo los principales enemigos”.

Ahí se mencionó que de acuerdo con información publicada recientemente por la ONU, existen en México unos 141 mil 356 casos registrados de sida.

 

Opacidad oficial

 

La diputada panista María del Carmen Peña Dorado reprochó, en entrevista, la opacidad del gobierno estatal que, en el paquete fiscal 2011 que envió al Congreso de Nuevo León para su análisis y aprobación, no especifica los recursos para cada dependencia, entre ellas los del Coesida.

Ni ella, en su calidad de legisladora, sabe cuál es precisamente la cantidad que la administración estatal destinará a la lucha del sida y la prevención el año entrante.

Con esa práctica, deploró, no se pueden cumplir los cinco requisitos que propone la ONU a sus países afiliados para pasar de la promesa a la acción.

El primero de ellos señala que se deben asegurar los fondos necesarios para la lucha contra la epidemia.

Peña Dorado consideró insuficientes los esfuerzos emprendidos por el gobierno estatal para responder con la misma intensidad al problema del sida en Nuevo León, por lo que urgió a que el presupuesto aumente para el año entrante.

“Nos queda claro que los esfuerzos no han sido suficientes. A pesar de que ha bajado la incidencia en la enfermedad, en el país puede haber un repunte debido a la pobreza, a la migración y a otros factores sociales. Por eso es muy importante que en este 2011 la partida sea mayor y suficiente enfocada en estrategias muy concretas”, aseveró.

Comentarios