Candidatura rumbo al 2012 enfrenta a priistas de Tabasco

martes, 14 de diciembre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 14 de diciembre (apro).- La pugna en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por la gubernatura en 2012 ya inició, justo a dos años de que el mandatario priista Andrés Granier Melo deje el cargo.
    La comisión local de Justicia Partidaria del PRI avaló el nombramiento del secretario de Gobierno, Humberto Mayans Canabal, como consejero político estatal, luego de haber sido impugnado por el exdiputado local priista, Pedro Gutiérrez Gutiérrez.
Mayans Canabal se reafilió al PRI hace unas semanas, luego de militar en el PRD, por lo que no cuenta –acusó Gutiérrez-- con la antigüedad estatutaria de cuando menos de tres años para formar parte del Consejo Político Estatal (CPE).
Mayans rindió protesta como consejero político de PRI el domingo anterior, en lo que se interpretó como un paso más en su carrera por la candidatura a la gubernatura de Tabasco en 2012, debido a su estrecha cercanía con el actual mandatario Andrés Granier Melo.
El exdiputado Pedro Gutiérrez se inconformó y tachó el hecho de “una violación flagrante a las normas internas del partido”, y conminó a las autoridades de su partido “a corregir esta violación estatutaria”.
El exlegislador y miembro del grupo político del exalcalde del municipio de Centro (Villahermosa), Evaristo Hernández de la Cruz, que también busca la gubernatura, reforzó su argumento citando los artículo 145 y 151 de los estatutos del PRI, que establecen que se debe acreditar una militancia de cinco años para ser consejero político nacional, tres para consejero político estatal y dos años para consejero municipal.
“Si Humberto Mayans tiene pocas semanas de haberse reafiliado al PRI y en consecuencia tiene pocas semanas de militancia, ¿cómo es posible que haya tomado protesta para un cargo que requiere tres años de militancia?”, cuestionó el también exregidor del ayuntamiento de Centro.
“La unidad interna del partido se construye respetando el andamiaje jurídico de la organización y respetando la inteligencia de sus cuadros, no con actos ilegales que tienen como propósito fortalecer las aspiraciones políticas de un militante, trastocando los derechos de todos los demás legítimos aspirantes”, protestó.
El presidente de la Comisión Estatal de Justicia Partidaria, Juan Francisco Trujillo Navarro, justificó el ingreso de Mayans al CPE al manifestar que éste fue presidente estatal del partido en 1993 y, como ex dirigente, cumple con todos los requisitos para ser consejero.
     “El hecho de que Humberto Mayans sea un expresidente del partido releva todo”, manifestó y rechazó que el secretario de Gobierno estatal esté siendo privilegiado por encima de otros militantes.
“No hay privilegios dentro de los estatutos, todos son parejos, y si Humberto Mayans cumplió con los estatutos, la Comisión Nacional consideró su inclusión”, subrayó.
    Por su parte, la diputada federal y exdirigente estatal del PRI, Georgina Trujillo Zentella, consideró “innecesario” que el exlegislador Pedro Gutiérrez haya impugnado el nombramiento de Mayans como consejero estatal de esa fuerza política.
     Explicó que, según los estatutos, los exgobernadores y exdirigente estatales son parte del CPE y, en el caso del secretario de Gobierno, se trata de “un exlíder priísta, por lo que es legal su nombramiento”.
Agregó que nada tiene que ver que Mayans haya renunciado al PRI en el 2000 para sumarse a la campaña del perredista Raúl Ojeda para la gubernatura y regresado al tricolor el pasado mes de agosto.
Por cierto, otros que se mencionan en el PRI para la gubernatura son el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, José Carlos Ocaña Becerra, y el secretario de Salud estatal, Luis Felipe Graham Zapata.