Naufraga en Jalisco presupuesto de egresos 2011

jueves, 23 de diciembre de 2010

GUADALAJARA, JAL. 23 de diciembre (apro).- Diputados y gobernador no fueron capaces de ponerse de acuerdo en la distribución de los recursos y el resultado de la confrontación coloca a la entidad en la ruta de ejercer para el 2011 el mismo presupuesto aplicado en el año que ya termina: 61 mil millones de pesos, en lugar de los 66 mil millones que proponía el Legislativo, o los 65 mil millones que proyectó el Ejecutivo estatal.
    En sesión ordinaria, unos 19 diputados de PRI y PRD votaron en contra de las 747 observaciones emitidas por el gobernador, el panista Emilio González Márquez, al Presupuesto de Egresos aprobado el 15 de diciembre anterior.
En contraparte, 17 legisladores panistas votaron a favor de las observaciones del Ejecutivo estatal, a la que se sumó una abstención del partido Nueva Alianza (Panal).
    El gobernador panista envío al Congreso su propuesta de presupuesto desde el 1 de noviembre, el cual --según documentó Proceso Jalisco en su edición 318-- destinaba 92% a gasto corriente y sólo 8% a inversión pública.
En abierto desafío, los diputados de oposición modificaron la propuesta de egresos de Emilio González reasignando 2 mil 670 millones, para luego aprobar, el 15 de diciembre, un presupuesto muy distinto al que presentó el Ejecutivo.
    Sin embargo, el gobernador respondió vetando el presupuesto el domingo pasado, con un documento en el que emitía 747 observaciones a las reorientaciones sugeridas por los legisladores.
Luego la Comisión de Hacienda emitió el martes 21 un nuevo dictamen, en el que rechazaba las observaciones, y envió su proyecto al pleno convocado para este mismo jueves 23 de diciembre.
Empero para revertir este veto, el Congreso requería una mayoría calificada, es decir, el voto de 26 de 39 diputados locales.
Bajo este escenario, este día los 19 diputados de PRI, PVEM y PRD votaron en contra de las observaciones, y 17 panistas a favor del veto del gobernador, quien por cierto en este año utilizó en 21 ocasiones esta herramienta legal para “tumbar” decretos y leyes, como por ejemplo, la de Contabilidad y Gasto Público, que le impedía a González Márquez gastar recursos de forma discrecional, por ejemplo, en donativos.
    Finalmente, al no haber acuerdo, el gobierno de Jalisco deberá operar con el mismo presupuesto del año anterior, es decir, unos 61 mil millones de pesos.
    Tampoco hubo acuerdo para aprobar las tablas de valores catastrales de la zona metropolitana de Guadalajara, que también requerían mayoría calificada, por lo que el monto del impuesto predial de 2010 repetirá el próximo año.
    Y con quien sí pudo entablar acuerdos el gobernador fue con la Universidad de Guadalajara (UdeG), ya que desde el miércoles 22 se anunció un convenio en el que la casa de estudios acepta 420 millones de pesos extra, en lugar de los 701 millones que reclamaba.
Este jueves se publicó el convenio respectivo y con esto terminó la confrontación que sostenían ambas instituciones desde junio pasado y que tuvo como saldo unas 60 manifestaciones de protesta, incluyendo una ‘megamarcha’ el 29 de septiembre, en la que participaron al menos unos 90 mil alumnos y maestros.

Comentarios