Simpatizantes del EZLN liberan a cinco indígenas de Agua Azul

miércoles, 10 de febrero de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 10 de febrero (apro).- Autoridades estatales informaron que este día fueron entregados cinco indígenas que estaban en poder de simpatizantes zapatistas, luego de un enfrentamiento registrado el sábado pasado.
     Ese día, denunciaron cooperativistas del centro turístico Agua Azul, rebeldes encapuchados presuntamente emboscaron a indígenas no zapatistas en el municipio de Tumbalá, con saldo de un muerto (Adolfo Moreno Estrada), 14 lesionados, y cinco retenidos.
     Estos últimos ya fueron liberados, anunció el secretario de Gobierno de Chiapas, Noé Castañón León. Se trata de Salomón Moreno López, Iván Moreno López, Manuel Hernández López, Manuel García Luna y Juan Hernández Moreno.
     Castañón León admitió que "no tenemos una mesa formal de diálogo, tenemos comunicación con el EZLN mediante el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas”.
     El funcionario estatal aclaró que, "a través de ellos (el Frayba), nos entregaron a las personas que retenían, dos de ellas en muy mal estado".
     Ofreció que luego de este incidente el gobierno del estado intervendrá "para resolver el conflicto por la vía civilizada y pacífica".
     Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) integró una averiguación previa para esclarecer los hechos sobre la presunta agresión perpetrada en contra de un grupo de ejidatarios de la comunidad Agua Azul.
     La PGJE reveló que ha tomado la declaración a los lesionados y practicado las pruebas periciales correspondientes, resultando negativa en el dictamen de radizonato de sodio, es decir, que no dispararon algún arma de fuego.
     De los heridos graves, cinco lo fueron por arma de fuego, dos por arma blanca y seis por golpes diversos, por lo que aún reciben atención médica en hospitales de Tuxtla Gutiérrez y Palenque.
     Un lesionado más, Elías Moreno García, de 38 años, presentó herida por proyectil de arma de fuego sobre el lado izquierdo del abdomen, lo que le perforó un riñón, el cual le fue extraído en una cirugía.
Por otra parte, César Pérez Silvano, de 23 años, fue lesionado por proyectil de arma de fuego en el lado derecho del abdomen, sin orificio de salida, presentando lesión de médula, lo que mantiene en peligro su vida por la gravedad de la lesión.
     Sobre el deceso de Adolfo Moreno Estrada, la necropsia reveló que el cuerpo presentaba policontusiones en el rostro, así como un orificio por proyectil de arma de fuego, con entrada en la espalda del lado derecho y orificio de salida en el tórax, impacto que le perforó el pulmón, causándole la muerte.
     Los dictámenes revelaron que en todo momento las víctimas no se encontraron en posición de enfrentamiento, por lo que los disparos les alcanzaron en los costados y la espalda, aseguró la PGJE.
     Según la reconstrucción de hechos, la mañana del 6 de febrero un grupo de hombres encapuchados retuvo al juez rural de Agua Azul, a quien amagaron con armas de fuego.
     Al conocer de la situación, según los testigos, decidieron buscar al grupo agresor para dialogar y lograr la liberación de su compañero; sin embargo, fueron atacados por al menos 70 encapuchados con disparos de arma de fuego, machetes, y resorteras.
     La madrugada del lunes siguiente, fueron recuperados dos de los heridos por personal de la unidad regional de Protección Civil, que de inmediato les brindó atención médica.
     Asimismo, y en presencia de representantes del Frayba, lograron la entrega del cuerpo sin vida de Adolfo Moreno Estrada, que fue presentado ante las autoridades para dar fe ministerial y realizar la necropsia de ley.
     Los agraviados recordaron que, en 1993, la zona conocida como Bolon Ajaw, que se encuentra a 3 o 4 kilómetros de distancia del balneario de Agua Azul, fue “invadida” por simpatizantes zapatistas, donde actualmente viven unas 35 personas en alrededor de 20 casas de madera.
     El 21 de enero pasado, agregaron, algunos hijos de ejidatarios comenzaron a “limpiar” el monte que conduce de Agua Azul a Bolon Ajaw, con el fin de atraer a más turistas, y por ese motivo levantaron unas pequeñas casas tipo campamento.
     Lo acción irritó a los habitantes de Bolon Ajaw, quienes solicitaron la solidaridad de bases zapatistas de las comunidades Oxchuc, Alan Sacjun, Salto del Tigre y Bachajón, encabezando la mañana del 6 de febrero la presunta agresión.

Comentarios