Exgobernadores de Zacatecas se oponen a la alianza PRI-PT

lunes, 15 de febrero de 2010

ZACATECAS, Zac., 15 de febrero (apro).- Los exgobernadores priistas Arturo Romo Gutiérrez y José Guadalupe Cervantes Corona expresaron su rechazo a la posibilidad de que se acuerde una alianza entre el PRI y el PT para impulsar a un candidato a la gubernatura de la entidad, porque sería “ampliar el cacicazgo familiar” de los hermanos Monreal Ávila.
    En una extensa carta dirigida al pueblo zacatecano, los Romo y Cervantes Corona exhortaron a la presidenta del partido, Beatriz Paredes Rangel, a que “cierre la cortina a los oscuros, reprobables e indignos intereses” de personajes que pretenden retomar el control de partido en la entidad “y hacerse nuevamente con el mando del estado”, en una clara referencia Ricardo Monreal Ávila, actual senador de la República y exgobernador del estado.
    Monreal Ávila renunció al PRI en 1998, luego de que se le negara la candidatura de ese partido para la gubernatura del estado. Fue apoyado por el PRD y le dio a ese partido su primer gobierno estatal. Hoy es senador por Zacatecas bajo las siglas del PT.
     “¿De qué le serviría a esta prestigiada institución política, postular como su candidato a la gubernatura del estado, a una figura presuntamente popular, si detrás de ella se encuentra el mismo apóstol de la inquietud que lo ofendió, injurió, persiguió y urdió su extinción?”, cuestionaron.
    Ambos exgobernadores argumentaron en el PRI hay cuadros suficientes para encontrar a su propio candidato “en una alianza con la sociedad” y advirtieron que, de consumarse este pacto, en realidad se daría “entre una minúscula fracción de priistas en función de dirigentes, y una conocida familia… que controla y usufructúa el membrete y la mitad de la estructura” del PT.
    Saúl, hermano del senador Ricardo Monreal Ávila, es dirigente estatal del Partido del Trabajo, mientras que David es el alcalde de Fresnillo, también por ese partido.
    La semana pasada, las dirigencias locales del PRI y del PT anunciaron su disposición a conformar una alianza para lanzar una candidato común para suceder a la perredista Amalia García, con la cual el senador Ricardo Monreal ha sostenido varios desencuentros verbales. Sin embargo, este lunes el priista Julio César Flemate y el petista Saúl Monreal reconocieron que las negociaciones permanecen paralizadas.
    Flemate aseguró que en realidad “se dio un espacio” para abrir el diálogo con otras fuerzas políticas, como el Partido Verde Ecologista. Pero negó que se haya roto el pacto para ir en la coalición con los petistas para la elección de julio próximo, en la que se renovarán la gubernatura y los 58 ayuntamientos.
    Sin embargo, en el manifiesto difundido por los exgobernadores Romo Fonseca y Cervantes Corona, ambos advierten que esta coalición sería “un agravio contra el priismo y el pueblo de Zacatecas”.
    Además de que describen a los Monreal como “un cacicazgo familiar sustentado en el ejercicio abusivo del poder”, señalan en el mismo tono acusatorio que otro problema generado por la alianza PRI-PT sería “la presumible entrega de las riendas del estado a las expresiones más violentas de intereses reprobables”.
    Lo anterior alude a los señalamientos que han vinculado a hermanos del senador con el crimen organizado, particularmente por la localización de una bodega de mariguana de la que aparecieron como propietarios, según una averiguación de la PGR “filtrada” a algunos medios informativos a mediados del año pasado.
    En este fuerte pronunciamiento, se remontaron a la designación del candidato del PRI en Zacatecas en 1998, cuando Monreal defeccionó del partido al no resultar elegido; posteriormente ganó la gubernatura con el apoyo del PRD.
    “Desde esta posición de privilegio, implantó la colusión poder político-negocios, de donde derivó la corrupción rampante e impune, convertida en sistema productor de súbitas fortunas florecidas en medio de la angustia de un pueblo empobrecido y humillado. Cooptó lealtades. Maquinó la ruptura del tejido social. Fraccionó a la sociedad zacatecana para favorecer  el fortalecimiento de su autoritarismo… persiguió con saña al priismo y a priistas, los acusó de todo aunque nada pudo probar…”, denunciaron los antecesores de Monreal en el gobierno zacatecano.
    Pidieron a los priistas no apostarle al olvido al pretender pasar por alto “los agravios” que achacan al actual senador petista. “Los hijos de esta tierra tienen memoria, valor y dignidad. No quieren amnistía, reclaman justicia”, señalaron.

Comentarios