Veracruz: presenta PRI iniciativa de ley contra la trata de personas

lunes, 15 de febrero de 2010

JALAPA, Ver., 15 de febrero (apro).- Cada año, 20 mil personas son sujetas a la explotación sexual o laboral en México, de las cuales alrededor de 7% se ubican en Veracruz, según el diputado federal Javier Duarte, quien este lunes presentó una iniciativa de ley para prevenir, atender, sancionar y erradicar la trata de personas en el estado.
    De acuerdo con el legislador priísta, ese problema es “la más oprobiosa forma contemporánea de esclavitud a nivel mundial y una de las más graves violaciones a los derechos humanos”, por lo que hay que hay que atacarlo de raíz.
    Al entregar la iniciativa de ley al presidente del Congreso local, Hugo Alberto Vázquez Zarate, Duarte consideró que por sus complejas dimensiones e implicaciones sociales, dicha problemática requiere de la creación urgente de un marco jurídico.
    Se trata, dijo, “de la trata de personas, la explotación sexual de niños y niñas, incluida la pornografía infantil”. Esos fenómenos, añadió, no deben tolerarse, “pues queremos que las libertades en nuestra entidad se den de la mejor manera y que todas aquellas personas que incurran en un delito de este tipo sean castigadas”.
    La iniciativa, agregó, pretende apoyar con firmeza, decisión y objetividad las acciones para erradicar la trata de personas en Veracruz, principalmente de niños y mujeres.
    E insistió que la importancia de la propuesta de ley estatal “tiene por objeto la prevención de cualquier abuso y explotación sexual infantil con fines comerciales, y asistencia a las víctimas o posibles víctimas de dichas conductas”.  
    Además, dijo, plantea promover, de manera gratuita, la atención integral médica, psicológica y jurídica necesaria a las víctimas de estos delitos, así como establecer las responsabilidades en las que puedan incurrir los servidores públicos por incumplimiento de la ley.
    Duarte manifestó que por su posición geográfica, México presenta una singular dinámica migratoria y por ello mismo“se considera país de tránsito de víctimas de trata de personas”, además de país de origen de niñas, niños y mujeres “que son trasladados a otros territorios para ser sujetos de la explotación sexual y laboral”.
    Este tipo de delitos, considerados graves, vulnera a familias, comunidades enteras y la condición humana de quienes sufren ese crimen, “ya que estamos hablando de abuso laboral, sexual o de servidumbre, un fenómeno social cada vez más grave en el que confluyen muchas causas”, puntualizó.
    Y entre esas causas mencionó la pobreza, migración, situación social, discriminación e incluso la delincuencia organizada y la corrupción.

Comentarios