"Dedazo" divide al PRI en Tamaulipas

martes, 16 de febrero de 2010

CIUDAD VICTORIA, Tams., 16 de febrero (apro).- El regreso del “dedazo” en el PRI ya tuvo consecuencias en esta entidad: Los aspirantes descartados en los municipios de Victoria, Reynosa, Tampico y Río Bravo amenazaron hoy con romper “la unidad priísta”.
El exdiputado federal, Enrique Cárdenas del Avellano, amenazó con registrar su “precandidatura” a la alcaldía de esta capital, con lo que rompería el supuesto pronunciamiento de unidad dado a conocer el pasado domingo,  a favor de la postulación para ese cargo del líder estatal de la CNOP, Miguel González Salum.
En entrevista con los medios locales, el también exdiputado federal acusó a la dirigencia de su partido de no haber cuidado las formas en la definición de la candidatura y de  “recurrir a una rudeza innecesaria y falta de oficio al marginar o despreciar el aporte de muchos priístas destacados que pueden sumarle a los aspirantes”.
En el caso de Reynosa, la nominación Everardo Villarreal Salinas, quien apenas el año pasado había sido electo diputado federal,  también generó inconformidad en las filas del PRI, lo cual fue evidente con la ausencia en el acto de “destape” de los otros aspirantes a la candidatura: el titular del programa Unidos Avanzamos, Serafín Gómez Villarreal y del director de la Comisión Municipal de Agua y Alcantarillado, Esiquio Resendez Cantú.
En el caso de la postulación de  Miguel Manzur  por la Alcaldía de  Tampico, la diputada local, Magdalena Peraza, quien aspiraba a la misma candidatura, reconoció estar lastimada por la decisión de su partido. “Claro que me duele lo que han hecho, sobre todo la forma que utilizaron (para definir al candidato)”, declaró la legisladora al tiempo que cuestionó el trabajo político de Manzur en el puerto de Tampico y habló de las posibilidades de que el PRI pierda las elecciones.
Además, Peraza no descartó del todo la posibilidad de aceptar la invitación que le han hecho los partidos Convergencia y el PT de nominarla para que contienda por la alcaldía.
Y en Río Bravo, grupos de priístas se han quejado de la designación del diputado local del PVEM,  Raúl Bocanegra, como candidato a la presidencia municipal, como parte de los acuerdos establecidos en la alianza con ese partido.

Comentarios