Frena juez proyecto inmobiliario de lujo auspiciado en Monterrey por Banorte

miércoles, 17 de febrero de 2010

MONTERREY, D.F., 17 de febrero (apro).- La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) ganó otra batalla legal al Grupo Banorte en el caso del proyecto para construir un lujoso conjunto residencial dentro del Parque Nacional Cumbres de esta ciudad, considerado áreas de preservación.
El juez tercero de Distrito, Ricardo Hirám Barbosa Alanís, desechó por infundados los alegatos de la empresa inmobiliaria en la que tienen intereses familiares del exgobernador priista, Natividad González Parás.
El litigio comenzó en 2008, cuando Grupo Financiero Banorte promovió una denuncia por “repetición de acto reclamado” en contra de Fernando Seriñá Garza, director del Parque Nacional Cumbres de Monterrey (PNCM), así como del titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Ernesto Enckerlin; la entonces directora de asuntos jurídicos de la dependencia, Alejandra Rebasa; y el titular jurídico de la Comisión en Saltillo, Ernesto Nájera.
Según Seriña, el millonario proyecto de 2 mil 400 hectáreas y 5 mil casas habitación que Banorte pretende construir en el Cañón de La Huasteca, se encuentra detenido y sin posibilidad técnica de ser realizado.
Este reducto ecológico, ubicado en el municipio de Santa Catarina, y que alberga cinco ecosistemas, es uno de los más importantes surtidores de agua de la zona metropolitana de Monterrey.
Seriña consideró lamentable que mientras otras instituciones financieras den premios internacionales a la ecología, Banorte quiera meter a la cárcel a quienes defienden causas de la naturaleza.
Agregó que la batalla por evitar la construcción del conjunto habitacional de lujo en esta zona natural, tiene mayor trascendencia que la batalla que se dirime para evitar que FEMSA construya el estadio de Futbol Monterrey en el Parque La Pastora de Guadalupe.
“Las dos cuestiones son importantes, pero el Parque Cumbres es como el santo grial de la ecología de Monterrey”, expuso Seriñá.
Lourdes Bello Sánchez, enlace jurídico del PNCM, explicó que al dar la batalla legal contra Banorte, el Ayuntamiento de Santa Catarina revocó el Plan de Desarrollo y Aprovechamiento Sustentable 2006-2030 que había sido aprobado con una “argucia edilicia” que al final resultó sin efecto. Con esto el municipio negaba el permiso a los desarrolladores.
Con base en esta decisión, la Conanp, que tiene jurisdicción sobre el Parque Cumbres, emitió recomendaciones y opiniones a otras autoridades sobre los riesgos de autorizar permisos para Banorte en Valle de Reyes.
Por estas recomendaciones y por promover una estrategia legal contra el fraccionamiento, el Grupo Financiero interpuso, el 23 de julio del 2008, una denuncia de repetición de acto reclamado en contra de los funcionarios de la Conanp.
Se quejó de que estas acciones violaban las garantías de juicio de amparo promovido por ellos en el 2001, mediante el cuál se establecía que el predio en cuestión quedaba fuera del territorio establecido como PNCM.
La denuncia implicaba cese de los funcionarios y penalidad corporal, reconoció Bello Sánchez.
Sin embargo, el 11 de febrero pasado, el juez tercero de Distrito en Materia Administrativa de Nuevo León resolvió que era infundada la denuncia de repetición del acto reclamado formulada por el abogado Federico Manuel Fernández García, representante legal de Banorte.
Bello Sánchez consideró que la resolución del juez sienta un precedente jurídico que beneficia a todas aquellas áreas naturales protegidas del territorio nacional que en el pasado han perdido casos por causas de amparo.
Finalmente, invitó a los inversionistas que transformen el proyecto urbanizador en un parque ecológico o un paseo ecoturístico.

Comentarios