Ulises Ruiz minimiza coalición opositora en Oaxaca

martes, 2 de febrero de 2010

MÉXICO, DF, 2 de febrero (apro).- El gobernador priista de Oaxaca, Ulises Ruiz, y el expresidente nacional panista, Manuel Espino, coincidieron hoy en condenar la inminente coalición opositora encabezada por PAN y PRD.
En la inauguración de un hospital materno-infantil, el mandatario oaxaqueño advirtió que hay quienes “se quieren juntar, revolver” para tratar de derrotarlo.
“Quieren juntarse y derrotarme porque están enojados. Ya estuvieron en el gobierno y perdieron su oportunidad, tuvieron los recursos y no hicieron las obras”, aseguró Ruiz Ortiz.
Reviró que el gobierno que encabeza está “por encima de intereses personales y de nostalgias de aquellos grupos que sólo tienen la intención de llegar al poder para satisfacer sus apetitos de grupo y de camarillas”.
En tanto, Manuel Espino, en un desplegado publicado hoy en la prensa nacional, advirtió que votará en contra de la coalición opositora que se aprestan a integrar en Oaxaca su partido, el PAN, junto con PRD, PT y Convergencia.
El actual presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) argumentó que el PAN ya fue parte de “precipitaciones electoreras que fueron exitosas en las urnas y un completo desastre en el gobierno: Nayarit y Chiapas, donde los gobiernos hicieron más mal que bien”.
Espino Barrientos agregó que Acción Nacional “no puede empeñar el futuro de un pueblo, ni el propio, en una aventura electoral que busca ganar el gobierno con el riesgo de perder los principios que le han dado prestigio y credibilidad”.
La deuda social, advirtió, “nos obliga con mayor urgencia a hacer bien nuestro trabajo, sin experimentos temerarios”.
Por esa razón, “antes de que el PAN participe en una coalición, debemos cerciorarnos de que ésta es de talante genuinamente democrático y está sustentada en la sinceridad”.
Reprobó el “amontonamiento de siglas, mezcla de intereses y acumulación de fuerza partidista que se construye para postular personajes sin consistencia de pensamiento y acción a favor de los ciudadanos”.
Luego enlistó varias consideraciones éticas para consumar una eventual alianza, entre ellas “una disposición sincera de bien común y no la simple posibilidad de obtener una candidatura, un espacio de poder o saciar un revanchismo político”.
Además, “que el argumento fundamental para unir a los que piensan diferente sea construir un futuro mejor y no sólo cerrar un largo episodio del pasado”.
Exigió, asimismo, llevar el tema a consulta de los militantes de los partidos involucrados y “no dejar la decisión sólo en el ámbito de las dirigencias”.
Por último, advirtió que “no podemos comprometer el futuro de los oaxaqueños y suscribir una alianza con otros partidos sin cumplir al menos estos requisitos”.

Comentarios