Se recrudece conflicto magisterial en Chiapas

jueves, 4 de febrero de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 4 de febrero (apro).- La disputa por los 950 millones de pesos de la caja de ahorro de la Sección VII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se recrudeció hoy al enfrentarse a pedradas miembros del Bloque Democrático con un grupo de choque financiado por el dirigente seccional, Rosendo Galíndez Martínez, en el cual participan presuntos policías estatales.
    Por tercer día consecutivo, el conflicto magisterial por el control de los recursos acumulados por más de 10 años de descuentos quincenales a casi 50 mil profesores chiapanecos, paralizó a Tuxtla Gutiérrez, la capital de Chiapas, teniendo como testigos mudos a las autoridades estatales, las cuales, ante el desquiciamiento de la ciudad, se quedaron paralizadas.
    El líder de la Sección VII, Rosendo Galíndez Martínez, echó mano de un grupo choque conformado por policías estatales y grupos de pandilleros de colonias populares de la capital, para impedir que los maestros disidentes tomaran las oficinas del sindicato, denunciaron los profesores Adelfo Alejandro Gómez, José Antonio Escobar y Samuel Díaz.
    El enfrentamiento se originó luego de que Galíndez Martínez eligiera al consejo de administración de la caja de ahorro, presuntamente de manera ilegal, denunció el Bloque Democrático que, a su vez, realizó una elección similar.
Por un lado, el Bloque Democrático encabezado por Adelfo Alejandro Gómez, movilizó a unos 30 mil maestros de diferentes regiones de Chiapas para elegir a los cinco miembros del consejo de administración. Paralelamente, la dirigencia seccional encabezada por Rosendo Galíndez Martínez –allegado a la lideresa sindical Elba Esther Gordillo-- también hizo su elección de los cinco miembros que, a su juicio, deben administrar la millonaria suma en disputa. Ambos grupos se descalificaron.
El grupo del Bloque Democrático bloqueó los principales accesos de la capital del estado para demostrar su fuerza, mientras que el grupo de Galíndez Martínez echó mano de grupos porriles para resguardar el edificio sede del sindicato.
Los maestros disidentes del Bloque Democrático arribaron al edificio sede del sindicato, pero éste estaba cerrado con candado y les impidieron el acceso. En el interior de las instalaciones sindicales grupos de maestros se confundían con personas que no eran miembros de la sección.
Reporteros que cubren la fuente policíaca reconocieron de inmediato entre el grupo de choque a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado. Todos ellos vestidos de civil y con corte estilo militar, entraban y salían de una bodega del auditorio del Sindicato, algunos armados con palos, otros, con pasamontañas y guantes negros.
Los policías vestidos de civil se desplegaron en todos los alrededores del edificio confundiéndose entre los maestros que apoyan a Rosendo Galíndez, en tanto que un contingente de más de un centenar de jóvenes de diversas colonias populares de los alrededores de la capital, como Kilómetro 4, Patria Nueva, Las Granjas, Emiliano Zapata, custodiaban el lugar.
Los jóvenes, en su mayoría de entre los 15 y 20 años de edad, iban armados con palos, piedras y varillas metálicas. Todos portaban un listón rojo en una de las muñecas.
Hasta esta noche, sólo se habían dado intercambios de pedradas entre ambos bandos.
En tanto que la capital del estado siguió congestionada, mientras que decenas de policías estatales se preparaban para intervenir y desalojar algunos tramos carreteros bloqueados, como el que comunica a Tuxtla con Chiapa de Corzo.

Comentarios