Sin freno, la desbandada de panistas en Veracruz

jueves, 11 de marzo de 2010

JALAPA, Ver., 11 de marzo (apro).- El Partido Acción Nacional (PAN) registró hoy otra baja, con la renuncia de Guillermo Basurto Origel, quien también dimitió a la subdelegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).
    Basurto Origel  aclaró que su salida del PAN no era en solidaridad con el fallido aspirante a la gubernatura, Gerardo Buganza Salmerón, sino por las “perversas”  alianzas que ha alentado el líder nacional del PAN, César Nava Vázquez.
El pasado 4 de marzo, Buganza renunció al PAN luego de inconformarse por la designación de Miguel Ángel Yunes Linares como precandidato a gobernador de Veracruz.
El aún funcionario de la Profeco dijo que esas alianzas “han sacrificado un proyecto de Estado que históricamente había venido impulsado Acción Nacional, al hacer coaliciones con promotores de la contrarreforma”.
    Basurto Origel precisó que envió cartas de renuncia tanto a Nava como a Antonio Morales Peña, titular de la Profeco, aunque esta última se hará efectiva a partir del 15 de marzo.
    “Estas son alianzas con el diablo”, acusó, al señalar que ya le era imposible seguir aguantando una mordaza y las falsas lealtades, “pues muchas veces me alineé para no expresar mis ideas y aguantar estoicamente las imposiciones”.
    En entrevista, aseguró que “mi limitada inteligencia no me permite concebir un gobierno que pretenda establecer una reforma educativa, política y energética, una política de protección al concepto de familia, haciendo alianza electorera con promotores de la contrarreforma. Esas son alianzas con el diablo”, remarcó.
    Una renuncia más la consumó el exdiputado federal panista Agustín Mollinedo, quien por el contrario sí se solidarizó con Buganza.
En una carta dirigida al presidente estatal panista, Enrique Cambranis Torres, el exsenador reconoció en Buganza Salmerón a uno de los líderes más comprometidos con Veracruz.
Mollinedo lamentó que, después de las derrotas electorales en 2007, en esta contienda donde se renovará el Ejecutivo del estado se haya “impuesto” un aspirante, pasando por encima de los derechos de los demás panistas.
Y pese a la “cascada” de defecciones, la dirigencia estatal del PAN aseguró que esta situación “no ha fracturado al partido”, ya que aun cuando es un lamentable acontecimiento, “se continúa trabajando”, señaló el secretario general panista Herman Ortega.
    Al minimizar los hechos, aseguró que se trata de “decisiones personales”, ya que Acción Nacional no se maneja por cuotas de grupos, al estilo del PRI, “sino que cada uno de los 120 mil panistas veracruzanos tiene la libertad de tomar sus propias decisiones”.

Comentarios