Rechaza el TEPJF queja del priista Yunes Landa

miércoles, 24 de marzo de 2010

JALAPA, Ver., 24 de marzo (apro).- La Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TFPJF) declaró infundada la queja interpuesta por el diputado local con licencia, Héctor Yunes Landa, luego que la directiva estatal priista le negara su registro como precandidato a gobernador de la entidad.
    Los magistrados electorales consideraron insubsistentes los agravios reclamados por Yunes Landa desde finales de febrero, relativos a presuntas violaciones a sus derechos ciudadanos.
    Según la ponencia de Manuel González Oropeza, en las investigaciones y la información proporcionada por la Comisión Estatal de Procesos Internos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Instituto Electoral Veracruzano (IEV), “se comprobó” que no había suficientes elementos para fundamentar los presuntos agravios reclamados por el priista.
    De acuerdo con el expediente SUP-JDC-26/2010, la Comisión de Procesos Internos del PRI le negó el registro al diputado local al argumentar que no había cubierto los requisitos establecidos en la convocatoria, sobre todo el no haber presentado 10% de las firmas de los casi un millón de militantes registrados en el padrón.
    La directiva estatal priista señaló que Yunes Landa no cumplió con la cláusula quinta de la convocatoria, al presentar sólo 105 mil firmas de apoyo, que equivalen a 1.88% del padrón partidista, y adujo que de ese total, sólo 20 mil eran militantes del PRI y del resto no existía “documentación” que avalara que formaran parte de la estructura partidaria en la entidad.
    De esa manera los magistrados electorales ratificaron el resolutivo emitido por el Tribunal Electoral Estatal, que determinó que la parte quejosa sólo cumplió con la entrega de 1.88% del padrón de simpatizantes que respaldaron su precandidatura.
    En la misma sesión del TEPJF, se descartó la imposibilidad de consultar vía Internet el padrón priísta, otros de los argumentos que esgrimió Yunes Landa.
    Con este resolutivo, el expresidente de la Junta de Coordinación Política y excoordinador del grupo legislativo del PRI en el Congreso local agotó el último recurso legal para inconformarse en contra de la decisión del CDE del PRI de negarla su registro como precandidato.
    Con ello también se allana el camino para que Javier Duarte de Ochoa, extitular de Finanzas estatal, pueda ser designado el próximo domingo como candidato oficial del PRI al gobierno de Veracruz durante la convención de delegados convocada para ese día.

Yunes Landa se queda en el PRI
Por la tarde, Yunes Landa se resignó a no ser el candidato del PRI, anunció que no renunciará al partido y adelantó que regresará a su curul en el Congreso del estado.
    En conferencia de prensa, Yunes Landa aseguró esta tarde que no abandonará las filas del PRI y que será “un priísta más” dentro del partido en el que ha militado durante más de 30 años.
    Aunque no renunciará al PRI, aclaró que seguirá sosteniendo reuniones con personajes de otros partidos, como Miguel Ángel Yunes Linares, precandidato del PAN al gobierno del estado y quien “sigue siendo” su primo; así como con su “amigo” Dante Delgado Rannauro, aspirante a la misma candidatura por Convergencia.
    A pesar de que consideró “injusta” la decisión del TEPJF, acatará esta decisión: “Soy un hombre de palabra y así lo señalé cuando presenté mi queja ante los tribunales electorales.”
    No obstante, Yunes Landa reiteró su opinión en torno a los actos “antidemocráticos” que hay al interior del PRI tras la imposición de candidatos, y de ello, responsabilizó directamente al dirigente estatal, Jorge Carballo.
    En este sentido, subrayó que acatara la resolución de las autoridades electorales aunque fue injusta, ya que no se tomó en cuenta las pruebas que presentó en torno a presuntas violaciones a la propia convocatoria emitida para el registro de precandidatos.
    En la decisión del TEPJF, señaló, no se tomaron en cuenta las dificultades que enfrentó para conseguir que un notario público diera fe de estas irregularidades, “ya que todos estaban amenazados si respondían a nuestra petición con iniciarles auditorias o quitarles la notaría”.

Comentarios