CEN panista impone a Adriana Dávila como candidata en Tlaxcala

jueves, 25 de marzo de 2010

MÉXICO, DF, 24 de marzo (apro).- En otra decisión cupular, que como en Veracruz, Puebla, Aguascalientes y Sinaloa ha generado repudio entre la militancia, la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) que encabeza César Nava canceló hoy el proceso interno previsto para el próximo domingo y decidió imponer a Adriana Dávila como candidata al gobierno de Tlaxcala.
“Es un asesinato a la democracia”, definió la frustrada aspirante Perla López Loyo, después de que el propio Nava le comunicó que el CEN suspendería el proceso interno y se designaría a Dávila, quien fue secretaria de Promoción Política de la Mujer en la presidencia de Germán Martínez.
Previo a la decisión del CEN, que deliberó casi tres horas, López Loyo anticipó que la imposición de Dávila tiene una lógica facciosa, porque Dávila es allegada a Felipe Calderón y esto generará división en el PAN, pero también porque se han cedido muchas posiciones al partido Nueva Alianza, de Elba Esther Gordillo.
“Ellos necesitan tener los pantalones suficientes para decir que están acabando con nuestro partido, ellos deberían decirlo”, expuso la aspirante que pertenece al grupo del gobernador Héctor Ortiz, quien explicó que el CEN se ampara en que hizo la designación por la alianza con el Panal.
“Entregaron cuatro distritos, más la presidencias que van a dar (y) el 9.5 por ciento de nuestra votación. Nosotros no vamos a ir como a la cuarta fuerza del estado cuando ahorita somos la primera fuerza y la desilusión que va a tener todo el panismo de Tlaxcala, créanme que va a ser muy grande, les estamos fallando, nuestros principios no hablan de eso”, explicó López Loyo.
La frustrada aspirante a la candidatura, que también pretendía Oralia López, se reunió por casi una hora con Nava y el secretario general, José González Morfín, y al salir adelantó la decisión que más tarde convalidó el CEN.
“Me lo acaba de notificar el presidente”, dijo y describió que se paró frente a ellos para, “mirándome a los ojos y con todo el trabajo que he estado haciendo por el PAN en Tlaxcala”, le dijeran si habría una imposición, como ocurrió.
A las instalaciones del CEN del PAN también llegaron ocho diputados locales y los diputados federales Edilberto Sánchez y Julián Velázquez Llorente, este último uno de los aspirantes que también había perfilado el gobernador Héctor Ortiz.
Las inconformidades en la designación de Dávila como candidata a gobernar Tlaxcala son semejantes a las que se han generado en Veracruz, Aguascalientes, Puebla y en Sinaloa, donde apenas hace dos días los aspirantes a contender por el PAN repudiaron la designación del senador priista Mario López Valdés, conocido como Malova.
“Sería irresponsable, además degradante, prestarse a un montaje que ya está decidido por César Nava: que sea Mario López Valdez el abanderado panista al gobierno de Sinaloa. No transitaremos por un camino de trampas y que pretenden legitimar con la falta de apertura una imposición ya consumada”, acusó Héctor Cuén, exrector de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

mav
-fin de texto-

EOF

Comentarios

Otras Noticias