Gobierno de Yucatán reordenará Chichén Itzá

martes, 30 de marzo de 2010

MÉRIDA, Yuc., 30 de marzo (apro).- Tras la adquisición de los terrenos donde se asienta la zona arqueológica de Chichén Itzá, el gobierno de Yucatán pondrá en marcha un plan de 10 acciones para el manejo y desarrollo sustentable de la antigua ciudad maya, declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En conferencia de prensa, el director de dicho Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur), Jorge Esma Bazán, informó que una de las acciones es generar las bases socioculturales y económicas para un reordenamiento turístico, social y fundamental de preservación patrimonial por parte del estado.

Asimismo, dio a conocer que se replanteará una nueva relación con el sector privado en la zona de la poligonal, donde se encuentra el área susceptible de ser visitada.

Acompañado por el consejero Jurídico, Sergio Cuevas González, y del presidente de la Cámara de Comercio local (Canacome), Jorge Manzanilla Pérez, el funcionario precisó que en últimos meses la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, sostuvo una serie de reuniones personales con el que hasta que ayer fuera el propietario de las tierras de Chichén Itzá, Hans Jürgen Thies Barbachano, que dio como resultado el acuerdo de compra-venta.

Esma Bazán señaló que la operación representó un “acto de congruencia constitucional” y de respeto a la etnia maya, así como del patrimonio arqueológico de la nación.

En ese sentido, se pretende establecer líneas de cooperación y de estrecha coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con el fin de participar de forma más activa en el apoyo a la investigación, la consolidación y el rescate integral de la zona arqueológica.

Asimismo, reafirmar la función y la facultad rectora del Estado para llevar a cabo e impulsar iniciativas creativas que promuevan el patrimonio cultural e histórico de Yucatán.

Desarrollar en estrecha coordinación con el INAH, el Plan de Manejo de Chichén Itzá; para beneplácito y confort de los visitantes y el beneficio social de la comunidad, privilegiando siempre la legalidad y la responsabilidad compartida.

Reactivar la mesa de diálogo de Chichén Itzá, entre instituciones del Estado, el INAH, el sector turístico, los artesanos y los prestadores de servicios, en coordinación con el Patronato Cultur.

Vincular el gran proyecto del Palacio de la Civilización Maya (Museo Universal), el cual contará con la sala “Joyas de Chichén”, el Mundo Maya, el lugar de encuentro y los salones de miniaturas y astronomía con el reordenamiento turístico de la zona; y fortalecer el desarrollo social y la economía en la zona oriente del Estado, en particular, en los municipios de Tinum y Yaxcabá.

         “Obtener la propiedad de las tierras de Chichén Itzá significa una decisión responsable y visionaria y por consecuencia un acto de congruencia del Estado en su empeño de pensar en grande y de forma solidaria con el pueblo yucateco”, expresó el funcionario estatal en presencia de Hans Jürgen Thies Barbachano, el anterior propietario.

Esta acción, indicó, es como respuesta a lo establecido en las reformas constitucionales sobre Derecho a la Cultura y la Ley de Preservación y Promoción de la Cultura en Yucatán, puntualizó.

“La cultura no es una especialidad, no es una propiedad de nadie, no es algo que esté ahí y pueda adquirirse, nos encontramos a nosotros mismos a través de ella, la cultura es el camino que hacemos y que nos hace, nunca constituido del todo, siempre dando en parte y en parte por hacerse, tanto en la historia personal como en la colectiva”, finalizó el titular del Patronato Cultur.

Comentarios