Gobierno estatal y SCT buscan concesionar carreteras en Tabasco

miércoles, 14 de abril de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 14 de abril (apro).- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el gobierno del estado analizan la posibilidad de concesionar carreteras a particulares, como una fuente alternativa de financiamiento encaminada a  concluir proyectos de infraestructura carretera federal para Tabasco, cuya inversión total estimada asciende a 9 mil 900 millones de pesos.
    El gobernador Andrés Granier Melo y el nuevo delegado de la SCT, Luis Alberto González Gutiérrez, acordaron lo anterior ante la limitante de recursos por la crisis económica que golpea a todo el país.
    González Gutiérrez dijo que de 2007 a 2010 el gobierno del presidente Felipe Calderón ha invertido en Tabasco tres mil 771.6 millones de pesos en la modernización y construcción de tramos y nuevos puentes ubicados en las cinco carreteras que integran los 605 kilómetros de la red federal, además de los dos corredores troncales que atraviesan el estado.  
    Explicó que para concluir este programa, incluido el libramiento de Villahermosa, se necesitarán seis mil 164 millones de pesos. Sin embargo, dijo que, debido a que la inversión pública promedio anual entre 2007 y 2010 es de sólo 758 millones, se requerirá un plazo mayor a ocho años para cumplir las metas.    
    Señaló que para afrontar esta situación y cumplir los objetivos en el corto plazo, la SCT propone fuentes alternas de financiamiento que, entre otras cosas, implicarían el aprovechamiento de cerca de dos mil 720 millones de pesos generados por las casetas de peaje en Tabasco,  así como cobrar peaje en otras carreteras en construcción, como el libramiento de Villahermosa y el tramo de Raudales de Malpaso-Chontalpa.
González Gutiérrez expuso que, además de estas medidas, se requiere diseñar estrategias para que, de manera conjunta, los gobiernos estatal y federal participen en la gestión y adquisición de los terrenos para derechos de vía, buscando condiciones de compra más favorables que las actuales y, de ser posible, que ambas partes aporten recursos para este concepto.
    Añadió que la modernización carretera “no sólo trae beneficios locales, toda vez que éstos se multiplican en el ámbito regional. De ahí que es necesario buscar financiamientos alternos con la iniciativa privada para que en corto plazo se modernice la red carretera federal de Tabasco”.
    Por su parte, Granier Melo dijo estar de acuerdo con la búsqueda de métodos que lleven al cumplimiento de las metas del programa sexenal carretero en 2012 y no en 2018.
    Durante la presentación del Programa Federal de Infraestructura de Carreteras de Tabasco 2010-2012, Granier Melo afirmó que su gobierno mantiene un esquema de cooperación con las autoridades federales, a través del cual se han logrado “mayores beneficios” para la entidad.
    Explicó que, con el libramiento de Villahermosa, el tráfico será más fluido y ordenado, además de que se favorecerá un crecimiento urbano más planificado y se generarán empleos, ahora tan demandados por la crisis. Agregó que también facilitará la llegada de nuevas inversiones comerciales y turísticas que permitirán afianzar a Villahermosa como la capital logística y de servicios del Sureste.
    El libramiento de Villahermosa, cuyos trabajos se iniciaron en diciembre de 2008, tiene una longitud de 31.2 kilómetros y una inversión acumulada a 2010 de 485.3 millones de pesos. Este año se concluirán dos puentes y ocho kilómetros.
    Los principales proyectos carreteros se realizan sobre las vías 180, Coatzacoalcos-Villahermosa –insertada en el corredor Puebla-Progreso–; 186, Villahermosa-Escárcega –la cual forma parte del corredor peninsular de Yucatán–; 187, Raudales de Malpaso-El Bellote; 195, Villahermosa-Tuxtla Gutiérrez, y 203, El Suspiro-Tenosique-El Ceibo.
    En la carretera Villahermosa-Escárcega se pretende el mejoramiento del tramo Macuspana-límite con Campeche, además del desarrollo de los entronques Tabscoob, Emiliano Zapata y Palenque. Para 2010 se prevé un avance de 52.3 kilómetros.
    En la ruta Coatzacoalcos-Villahermosa se proyecta ampliar a ocho carriles el tramo a Reforma, y la construcción de los puentes Los Monos y Nuevo Tonalá. Esta última estructura registra un avance de 65%, y se espera concluir en agosto de este año. También se mejoró la vía Villahermosa-Tuxtla Gutiérrez, donde se construyeron los entronques Parrilla I y II, y Jalapa.
   

Comentarios