Aprueba el PRI aumento de impuestos en Tabasco

miércoles, 21 de abril de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 21 de abril (apro).- Con la oposición de las bancadas del PRD y PAN y el respaldo del PT, Panal y PVEM, la mayoría priista del Congreso local aprobó una cascada de aumentos de impuestos y derechos, con lo que el gobierno del estado estima recaudar mil 200 millones de pesos anuales a partir de 2011.
 Los legisladores priistas y sus aliados aprobaron reformas a la Ley de Hacienda del Estado, en la que se destaca el aumento del 1 al 2.5 por ciento del impuesto sobre nómina para empresas y 3 por ciento para los tres poderes del estado para recaudar 362 millones de pesos.
    El pago de la tenencia vehicular se mantiene igual para obtener 322 millones de pesos, pero aumentan entre 20 y 30 por ciento los cobros por la compra-venta de muebles e inmuebles, expedición e inscripción de documentos oficiales, hipotecarios, testamentos y obras nuevas, así como de licencias para venta de alcohol o escrituras.
Además, se establecen nuevos derechos para recaudar 80 millones de pesos en autorizaciones y refrendos a casas de empeño, servicios de seguridad pública, servicios de comunicaciones y transporte y servicios de policía auxiliar, protección civil, medio ambiente y catastro.
Por ejemplo, si actualmente quien tramita su licencia de conducir paga 544 pesos al estado, el año entrante pagará 817 pesos por el mismo servicio. Los bancos o centros comerciales que deseen contar con vigilancia policíaca, tendrán que pagar al fisco estatal.  
    La presidenta de la Comisión de Hacienda, la diputada priista Marcela González, al defender la iniciativa, acusó al gobierno federal panista de ser responsable de que los estados incrementen los impuestos.
“Fue la federación la que nos puso a competir, y si hoy no empezamos a adecuar los ingresos locales como debe ser, los ingresos federales van a disminuir”, justificó.
Por su parte, el coordinador parlamentario del PRD, Juan José Martínez, acusó a sus homólogos del PRI de que con el alza de impuestos no sólo se afecta a los empresarios, sino también a los trabajadores y a los ciudadanos en general.
“Estas reformas crearán inconformidades de los empresarios y ciudadanos tabasqueños. Por ello es necesario que nos digan a qué proyectos se canalizarán estos nuevos ingresos y cuánto impacta en el presupuesto el despido masivo de burócratas que prepara el gobierno estatal”, expuso.
A su vez, el coordinador parlamentario del PAN, Juan Francisco Cáceres, exigió una explicación de cuántos recursos se pretendía recaudar con estas modificaciones y hacia dónde serían destinados.
Sin embargo, los diputados priistas omitieron responder a la demanda.
    El coordinador panista alertó que, adicionalmente, la bancada priista y aliados pretender dar “un nuevo golpe” a la economía de los tabasqueños, presentando en breve “una amañada” reforma a la Ley de Deuda Pública del Estado, propuesta por el gobernador Andrés Granier Melo.
Dijo que Granier Melo propone que se pueda autorizar a la administración estatal solicitar líneas de crédito por montos y porcentajes no establecidos por la misma ley de deuda pública.
    La reforma implicaría a los municipios, los cuales, en vez de solicitar ampliaciones presupuestales al titular del Ejecutivo para solventar sus gastos, podrían pedir líneas de créditos para solventar gastos corrientes y de inversión.