Rechazan bodas gay en Chiapas

martes, 6 de abril de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 6 de abril (apro).- Antes de legislar en materia de convivencia o matrimonio entre personas del mismo sexo, en Chiapas es necesario trabajar en la sensibilización para erradicar la discriminación y homofobia, dijeron hoy activistas defensores de los derechos humanos.
El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Juan Carlos Moreno Guillén, y el director del Colectivo de Atención para la Salud Integral de la Familia (Cifam), Alejandro Rivera, señalaron que en Chiapas continúan siendo altos los índices de discriminación, por lo que es necesario “preparar” primero a los chiapanecos.
Al firmar un acuerdo de colaboración y coordinación para impulsar estrategias de promoción y defensa de los derechos sexuales y reproductivos, que comprende una estrategia de sensibilización, Alejandro Rivera explicó que, según una encuesta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), en México los dos grupos más discriminados son los discapacitados, con 32.9%, y las personas con preferencia sexual diferente a la heterosexual, con 42.8%
El director de Cifam, una organización no gubernamental, detalló que en Chiapas la discriminación es más acentuada que en el Distrito Federal, donde a raíz de las reformas legislativas que permiten el casamiento de personas del mismo sexo, se han incrementado las agresiones y actos discriminatorios hacia este sector poblacional.
Por ello, dijo que junto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y otras instancias oficiales y no gubernamentales, en Chiapas están realizando alianzas estratégicas a fin de promover la tolerancia y el respeto de los derechos humanos de los grupos en situación de exclusión social asociado a la discriminación.
Un siguiente paso sería la promoción de leyes de avanzada, como la que permite los casamientos y entre personas del mismo sexo, e incluso la adopción, afirmó.
Por su parte, Moreno Guillén coincidió en que en este momento a la sociedad en Chiapas le falta una mayor sensibilidad en materia social y política para luego dar un paso mayor.
“Tenemos que trabajar para que todas las personas tengan un mayor respeto por los derechos humanos y den un trato adecuado”, dijo.
El acuerdo de colaboración y coordinación que firmaron este día el Cifam y la CEDH para combatir la discriminación y exclusión social mediante la promoción y defensa de los derechos sexuales y reproductivos, abarca a las poblaciones en situación de exclusión social asociada a discriminación, como jóvenes de la calle, en situación de cárcel, niños, niñas, jóvenes y mujeres con VIH, trabajadoras sexuales, personas transgénero.
Este proyecto es auspiciado por agencias internacionales como la Agencia Australiana para el Desarrollo Internacional (AUSAID), el Fondo para los Derechos Humanos Mundiales, Oxfam México, así como por el Instituto de Salud de Chiapas a través del Programa Estatal de VIH/sida e ITS, por lo cual participa coordinada y estratégicamente con la Comisión de Derechos Humanos.

Comentarios