Indígenas chiapanecas inician ayuno; demandan libertad de presos políticos

miércoles, 7 de abril de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 7 de abril (apro).- Un grupo de mujeres, entre ellas tres menores de edad, inició hoy un ayuno frente a las puertas del Palacio de Gobierno, en demanda de la liberación de los “presos políticos”.
Las mujeres forman parte del Movimiento Campesino Regional Independiente, adherido a la Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Movimiento Nacional (MOCRI-CNPA-MN).
Sandra González, portavoz del movimiento, dijo que otro grupo de diez hombres y cinco mujeres iniciaron una huelga de hambre en las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en la Ciudad de México.
Expuso que las esposas, hermanas e hijas de los presos decidieron iniciar hoy por la mañana el ayuno hasta que el gobierno de Chiapas ofrezca una solución a sus demandas sociales y políticas.
Señaló que sin duda es preocupante que las tres menores se hayan sumado a la huelga de hambre, pero se trata de las hijas de los presos, quienes ya están cansadas de tocar puertas y ver a sus padres tras las rejas.
En tanto Erick Bautista Gómez, quien acumula diez días de ayuno, denunció amenazas y presiones por parte de otros internos, custodios y directivos del penal. Él forma parte de unos 25 reos que iniciaron su huelga de hambre en diversas cárceles de Chiapas.
En una carta, Bautista Gómez destaca que “esta es una acción conciente por habernos robado la libertad, y sólo nos queda la voluntad por hacer valer nuestro derecho a la vida. Exigimos la libertad de todos nosotros”.
Por otra parte, este día inició una marcha-caravana de unos 600 campesinos quienes buscan llegar al Distrito Federal para exigir se libere a los presos y se frene la represión en Chiapas.
Mientras, la senadora petista Rosario Ibarra de Piedra exigió la puesta en libertad de Francisco Jiménez Pablo, dirigente del MOCRI-CNPA-MN.
“En vez de atender las demandas del movimiento campesino, Gobernación le pone una trampa al compañero Jiménez Pablo para aumentar el número de presos políticos, pero seguramente inventándole cargos del fuero común y delitos graves para seguir con la práctica de criminalizar la protesta social”, denunció Ibarra de Piedra.

Comentarios