Permutan candidatos PAN y PRD en Tamaulipas

martes, 11 de mayo de 2010

NUEVO LAREDO, Tamps., 11 de mayo (apro).- Los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática (PRD) permutaron hoy candidatos en distintos municipios de esta entidad.

Por ejemplo, el exdiputado federal, Raúl García Vivián, renunció a la postulación panista por la diputación de uno de los distritos de Reynosa, y el exdiputado local, Everardo Quiroz, anunció que buscará la candidatura a la alcaldía de Nuevo Laredo, pero apoyado en las siglas del PRD.

Más: Acción Nacional postuló como candidato a alcalde de esta ciudad fronteriza al agente aduanal Salvador Rosas Quintanilla, quien ya había sido destapado por el PRD como precandidato. El propio dirigente nacional perredista, Jesús Ortega, viajó a esta ciudad para presentarlo como candidato oficial de su partido.

Ante tal situación, la dirigencia perredista presentó como su “gallo” para ese mismo cargo al panista Everardo Quiroz Torres.

Y si la postulación de Rosas Quintanilla tomó por sorpresa a los perredistas  igual asombro causó en el PAN la deserción de Quiroz Torres, uno de sus más aguerridos militantes en Nuevo Laredo.

El candidato del PAN a la gubernatura, José Julián Sacramento, había asegurado a los medios de comunicación que la postulación de Rosas Quintanilla era respaldada por una alianza informal entre PAN y PRD, la que incluso ya había recibido el visto bueno de Jesús Ortega.

Sin embargo, en rueda de prensa, Quiroz Torres fue presentado como el candidato del PRD por el delegado de ese partido en esta ciudad, Jorge Oswaldo Valdez Vargas.

El exdiputado local dijo que su salida del PAN era definitiva y acusó a la dirigencia estatal de “ir de mal en peor” y de servir a los intereses del Revolucionario Institucional en la actual contienda electoral.

Aseguró que los responsables de su rompimiento con Acción Nacional son el candidato a la gubernatura, José Julián Sacramento, y el dirigente nacional del PAN, César Nava, quien decidió “por dedazo” las candidaturas en la entidad.

En tanto que en Reynosa, el exdiputado federal Raúl García Vivián dio a conocer que su renuncia a ser postulado para la diputación local por el distrito 7 se debió a problemas que tuvo de “coordinación y comunicación” con el candidato a la alcaldía de su mismo partido, Jesús María Moreno Ibarra.

El aún panista no descartó del todo la posibilidad de aceptar la oferta del PRD o de Convergencia para ser nominado a la presidencia municipal de esta ciudad en esta misma contienda.

Antes que la directiva nacional panista designara a sus candidatos por Tamaulipas, la prensa local mencionaba a García Vivián, quien hasta hace unos meses era el dirigente municipal de ese partido, como la más fuerte carta que tenía el PAN para lograr un triunfo en la alcaldía de Reynosa, sin embargo, la designación recayó sobre el empresario Moreno Ibarra.

Luego de este “dedazo”, el dirigente municipal perredista Alfredo Castro Olguín tuvo un acercamiento con el panista para convencerlo de que contendiera por el PRD a esa alcaldía.

Las versiones sobre la posible postulación perredista de García Vivián se dispararon después que ese partido postulara a su amigo, el expanista Julio Almanza Armas, a la gubernatura.

De hecho, se manejó que la destitución de Joaquín Olea Vázquez como precandidato del PRD a la alcaldía de esa ciudad fronteriza había sido un “complot” para facilitar la postulación del panista.

Aunque el exdiputado federal descartó que esta renuncia a la candidatura represente también su salida del PAN, no desechó la posibilidad de que pueda aceptar la oferta de otro partido para ser candidato a alcalde.

“No sé qué es lo que va a pasar”, puntualizó, o “qué condiciones se puedan dar, pues es muy difícil organizar una campaña en una semana. En este momento lo único que hago es dejar de participar y no estoy pensando en otra cosa”, acotó García Vivián.

Comentarios