Un engaño, los centros de rehabilitación de León: Iglesia

viernes, 14 de mayo de 2010

LEÓN, Gto., 14 de mayo (apro).- La Diócesis de León admitió que fue engañada por el grupo Centros de Orientación y Lenguaje de la Mujer --cuyo inmueble principal fue clausurado por la Secretaría de Salud esta semana por presuntos casos de tortura, y abusos físicos y sexuales de que eran objeto los internos--, para promocionarlos como lugares confiables para la rehabilitación de adicciones.

El vocero de la Diócesis, Jorge Raúl Villegas, admitió que “lamentablemente” el obispado fue víctima de los engaños de dicho grupo.

La Diócesis de León promocionaba entre los feligreses los centros de rehabilitación para jóvenes adictos conocidos como Centros de Orientación y Lenguaje de la Mujer. Repartía desde hace ocho meses unos diez mil volantes semanalmente en las iglesias y parroquias pertenecientes a esta adscripción, en las cuales invitaba a jóvenes adictos y padres de familia a conocer o utilizar los servicios de los presuntos centros de rehabilitación.

El vocero de la Diócesis, Jorge Raúl Villegas, lamentó “el engaño” de que fue objeto la Iglesia ante los abusos detectados, y anunció que mientras se aclara la situación bajo la que operan las instalaciones de “Orientación y Lenguaje de la Mujer”, se cancelará la distribución de los volantes.

“Lamentablemente el hecho de que hayan abusado de nuestra buena fe… vemos que no fueron leales y que, por lo menos bajo sospecha, son presuntos responsables de abusos, tanto de violencia psicológica, violencia verbal o violencia física”, admitió el vocero, quien informó que también se apoya con esta publicidad a otros dos anexos que operan en la ciudad.

El domingo pasado, por lo menos 150 internos –niños y jóvenes-- de dos de estos centros abandonaron las instalaciones y fueron entregados a sus familiares por la Dirección de Seguridad Pública Municipal, ante las quejas y denuncias de vecinos y de algunos de los internos del maltrato que recibían por parte de los encargados.

Sin embargo, se pudo conocer que el grupo cuenta, por lo menos, con 23 filiales en distintos puntos de esta ciudad, de los cuales es responsable Joel Belmonte, quien hasta el momento no ha salido a afrontar las denuncias.

El miércoles, personal de la Secretaría de Salud acudió a colocar los sellos de clausura a la matriz del grupo “Orientación  Lenguaje de la Mujer”, ubicado en la calle Independencia de la colonia San Miguel, aunque sólo por lo que concierne a los resultados de una inspección sanitaria y de higiene de lugar.

El vocero del obispado leonés explicó que los propietarios de los centros a los que otorgan ayuda se acercaron directamente a la Diócesis para pedir que les fuera proporcionado un espacio de promoción en las hojas dominicales y también solicitaron asesoría.

“Hemos apoyado siempre a los jóvenes que deciden luchar contra las adicciones de cualquier tipo, drogas, alcohol, nicotina, y lo que habíamos hecho de buena fe era apoyarlos”, mencionó.

El sacerdote Eduardo Contreras, secretario de la Pastoral Social, fue el encargado de acudir en varias ocasiones a las instalaciones del centro en la colonia San Miguel, pero no reportó anomalía alguna.

Jorge Raúl Villegas aseguró que a raíz de lo ocurrido, están revisando la operación de los otros dos centros de rehabilitación a los que apoya la Iglesia.

“Es un abuso que nos decepciona pero no nos desalienta, no nos desanima, seguiremos brindando apoyo dentro de nuestras posibilidades y capacidades, el apoyo a quienes no lo soliciten”, dijo.